La anécdota de 2005 que ensalza la mejor virtud de Alonso en F1

Sergio Lillo
·3 min de lectura

Alan Permane, actual director deportivo de Renault F1, no es nuevo en la Fórmula 1. El francés de 53 años empezó como ingeniero electrónico de Benetton en 1989, para comenzar como ingeniero de pista en 1997 y seguir en el rol cuando el equipo pasó a llamarse Renault en 2002, antes de ser ingeniero jefe de 2007 a 2011 en la estructura de Enstone

Durante los años gloriosos de Renault a mediados de los 2000, fue ingeniero de Jarno Trulli en 2003 y 2003, y de Giancarlo Fisichella en 2005 y 2006. 

Permane ya ha podido ver de primera mano estos últimos meses lo que es trabajar con un Alonso más maduro, con más experiencia y con una motivación gigante de cara a 2021 y 2022. 

Cuando se le preguntó en el podcast de la F1 por las mejores cualidades del piloto español, respondió: "Es su velocidad. No fui ingeniero de Fernando nunca –creo que hice un test con él una vez solo–, pero su adaptabilidad, además, era increíble".

"En 2004, yo era el ingeniero de Trulli y sacamos lo mejor de él una vez. Ganamos en Mónaco... fue mi primera victoria como ingeniero de carrera, lo cual fue muy especial. Pero Fernando tenía esa manera de pilotar el coche donde castigaba duramente los neumáticos delanteros, para tener esa brusca entrada en curva y emplearla para estabilizar el coche. Eso castigaba muchísimo los neumáticos delanteros".

Y Permane recuerda una curiosa anécdota en la que Alonso demostró una de sus mejores habilidades, según él, que le dejó con los ojos abiertos.

"Teníamos repostajes aún en aquellos días, así que era habitual parar en boxes varias veces. Y recuerdo decirle a Giancarlo [Fisichella] al comienzo de 2005... recuerdo que estábamos sentados en la cantina de Enstone, pensando 'Vamos a ganar a este tío porque tenemos un solo juego de neumáticos para la clasificación y la carrera", cuenta.

"Y Fernando, de un día para otro, modificó su estilo de conducción por completo, para gestionar esa normativa de un solo juego de neumáticos. Y de repente era súper cuidadoso con la rueda delantera izquierda. Así que creo que la adaptabilidad es una de sus mayores fortalezas".

Permane considera que esas habilidades todavía están presentes en el español de 39 años, que está deseando volver a la competición y que ya ha llegado a pedir trabajar él mismo lo antes posible en el coche con el que Renault afrontará el cambio de era en 2022.

Más del regreso de Alonso a la F1:

Button: "Alonso ahora será mejor compañero en su vuelta a la F1" Renault explica el valor de más test de Alonso con el F1 de 2018

"Por supuesto que es enormemente rápido, pero creo que la adaptabilidad y, después de haber tratado con él desde el verano para preparar el próximo año, su atención a los detalles simplemente son increíbles", reconoce. 

"Solo pregunta, pregunta, pregunta... y todo tipo de cosas a todas horas, sin parar. Va a ser un buen año el que viene". 

"Lo tengo en el teléfono los fines de semana de carreras. Está escribiéndome mensajes o emails diciéndome 'No te olvides de esto' o 'Piensa en esto otro'... ¡y está sentado en su casa! Está escuchando nuestras reuniones también desde allí y piensas 'Tiene razón'... y sé que eso solo se va a multiplicar cuando ya esté aquí", concluye el directivo francés.