Anderson Silva, el histórico de la UFC que boxeará contra el youtuber Jake Paul

·4 min de lectura
Jake Paul y Anderson Silva pelearán durante ocho rounds en el Gila River Arena de Phoenix, Arizona. La batalla, pactada a 187 libras, se celebrará el 29 de octubre. (AP Photo/Ashley Landis)
Jake Paul y Anderson Silva pelearán durante ocho rounds en el Gila River Arena de Phoenix, Arizona. La batalla, pactada a 187 libras, se celebrará el 29 de octubre. (AP Photo/Ashley Landis)

Anderson Silva será la prueba de fuego de Jake Paul en su aventura por los encordados. Y es que el youtuber no ha enfrentado a un rival con tanto renombre como The Spider, él mismo lo admitió. El icónico peleador de artes marciales mixtas, que decidió incursionar en el boxeo tras su salida de la UFC, tiene poco que perder y mucho por ganar.

A los 47 años, ¿Qué más le resta por demostrar en el combate? No carece de fama ni prestigio, forjó su legado desde 1997. Desde que emergió de Brasil, ganó foco en Japón y probó la gloria en Estados Unidos. Es la representación del lema que enmarca a los veteranos: “la edad es sólo un número”. El poderío de sus golpes no conoce límites en la jaula o el ring, confía en que tampoco pierde vigencia.

Medirse frente al polémico Problem Child, el influencer que posee más de 45 millones de seguidores conjuntos en redes sociales, le permitirá ampliar su alcance ante un público casual. Al final del día, Paul lo sitúa en un pedestal; lo concibe como a uno de sus más grandes héroes. El enfrentamiento los beneficia mutuamente. Silva no expondrá su herencia a la industria.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Fue un emblemático monarca de peso mediano en la UFC, un competidor letal cada que batallaba de pie sobre la lona. Negar su recorrido también es una forma de desconocerlo. Fue un consagrado que concretó 16 victorias al hilo entre 2006 y 2012. Ni Kamaru Usman, uno de los atletas más dominantes de la actualidad, pudo alcanzar su racha. Se quedó a una de igualarlo.

El oriundo de São Paulo defendió el cetro de las 185 libras por diez ocasiones, hasta que colisionó con Chris Weidman. ¿Quién lo diría? Un nocaut, el sello que lo distinguía, sentenció la caída de su imperio. Quedó a merced de su orgullo. En la revancha inmediata, la fuerza con que ejecutó una patada derivó en una fractura de tibia y peroné. Desde ese instante, no volvió a ser el mismo. Apenas consiguió un triunfo en nueve reyertas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

UFC no renovó su contrato en 2020. Era el adiós de la figura que deleitó a millones con su explosividad, pero de la que nada más permanecían destellos. Entonces retomó el pugilismo, donde tuvo un par de choques previo a su éxito en la compañía norteamericana. Siempre quiso alternar la disciplina mientras estuvo en la cima de las artes marciales mixtas, nunca fue autorizado para contender en simultáneo.

Derrocó a Julio César Chávez Jr. a ocho rounds. El hijo de la leyenda mexicana fue incapaz de hacerle daño. Incluso, Saúl “Canelo” Álvarez se unió a su festejo. Pronto le repitió la dosis a Tito Ortiz, otro de los nombres importantes de la MMA que irrumpió en el boxeo. Ahora, Jake Paul será su siguiente oponente. No lo subestimó, sino que tomó la oportunidad para reconocer su trayectoria.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

“Todo el mundo debe respetar a este chico. Estoy muy entusiasmado. Especialmente porque hace algunos años me tomé una foto contigo y con tu hermano (Logan Paul). Es una locura. He peleado durante toda mi vida, estoy aquí otra vez. Llegó la nueva generación y sigo aquí. Es la prueba de que puedes hacer lo que quieras si crees en ti, tienes amor y pasión. (...) El público debería apreciar su potencial”, aseguró.

Anderson Silva conoce a la perfección cómo funciona el negocio. Tal como en sus guerras fuera del octágono contra Chael Sonnen, que fungió de panelista en el careo oficial entre ambos, priorizó el respeto y la admiración sobre el insulto con tal de vender la disputa. La cordialidad lo caracteriza. ¿Para qué hablar antes de tiempo? El talento aniquila cualquier palabra arriba del cuadrilátero.

The Spider no está labrado en el molde de AnEsonGib, Nate Robinson, Ben Askren y Tyron Woodley. Ninguno de ellos poseía experiencia en el box, mucho menos sus cualidades técnicas. Dada la magnitud del espectáculo del próximo 29 de octubre, Paul afirmó que Silva podría recibir el mejor pago de su carrera. Es el turno de que el ídolo confronte a su admirador más preciado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Con insultos y pedradas, pobladores corren a alcaldesa de Puebla por colapso de obra