Así está lidiando Andorra y su modelo de bajos impuestos con la pandemia

Javier Taeño
·5 min de lectura

Tiene apenas 468 kilómetros cuadrados, se encuentra en plenos Pirineos, entre España y Francia, y lleva varias semanas en el centro de la polémica por sus impuestos.

La marcha de varios ‘youtubers’ a Andorra, que tiene una política impositiva más baja que España, ha provocado que el principado se cuele en numerosas conversaciones últimamente y se analicen distintos aspectos sociales sobre este microestado. Un lugar en el que el coronavirus está teniendo un importante impacto.

El coronavirus en Andorra está teniendo mucho impacto (Getty Creative).
El coronavirus en Andorra está teniendo mucho impacto (Getty Creative).

Andorra se acerca peligrosamente a los 10.000 contagios (actualmente son 9.972) desde el inicio de la pandemia. Unas cifras que pueden resultar bajas cuantitativamente (de hecho es el país 136 del mundo con más positivos), pero que cobran especial relevancia si se comparan con su población.

Según el censo de 2020, en suelo andorrano viven poco más de 77.000 personas, lo que significa que aproximadamente uno de cada siete habitantes del principado se ha contagiado de coronavirus, convirtiéndose en el país del mundo con más casos por millón de habitantes (128,9). España, por ejemplo tiene 61 y Francia 48.

Cabe señalar que los andorranos disponen de una densidad de población baja (165 habitantes por kilómetro cuadrado), lo que facilita que se pueda mantener la distancia social. Por ponerlo en contexto, Madrid presenta 840 habitantes por kilómetro cuadrado.

Andorra va también por la tercera ola, aunque en su caso la segunda ha sido la más virulenta. Entre los meses de octubre y noviembre el principado tuvo los mayores picos de la pandemia, llegando a reportar casi 300 casos en apenas 24 horas. Unas cifras muy superiores respecto a la primera ola (con un máximo de 43 contagios) y a la tercera (por debajo de 150). En los últimos días, ha bajado el número de positivos y todo hace pensar que en territorio andorrano se ha aplanado la curva.

Evolución de la pandemia en Andorra, con la segunda ola más destacada. (Worldometers.info)
Evolución de la pandemia en Andorra, con la segunda ola más destacada. (Worldometers.info)

Al igual que en el resto del mundo, la mayor parte de los contagiados se han terminado curando y Andorra registra más de 9.000 altas hospitalarias, pero ha habido que lamentar 101 fallecimientos. En el caso de las defunciones, el microestado ocupa el puesto decimocuarto del mundo con 1.306 muertes por cada millón de habitantes. Una diferencia entre casos y fallecimientos que se puede explicar, aunque no solo, por su eficiente sistema sanitario.

Así es su sanidad

Tal y como cuenta La Vanguardia, Andorra tiene un modelo de salud pública propio que se asemeja más al francés que al español. Una de las claves del sistema es el copago, donde el Estado asume la mayor parte del coste, pero el paciente tiene que poner el resto.

Así, por ejemplo en el caso de un ingreso hospitalario, la Seguridad Social (CASS) cubre un 90% del coste del tratamiento, mientras que el paciente abona el 10% restante. Si las personas que no tienen recursos para hacer frente a este desembolso, una comisión del CASS evalúa la situación y se termina abonando el 100% de la factura si se comprueba que efectivamente no podía hacerse cargo. Una de las grandes ventajas de la escasez de población es que cada persona puede recibir un trato personalizado.

En lo que respecta a las especializaciones médicas y a determinados tratamientos específicos que no se llevan a cabo en Andorra, el país tiene convenios con centros hospitalarios en España y Francia en los que el paciente podrá elegir donde tratarse.

Precisamente la libertad de elección es otra de las características del sistema. Hay pocos médicos asalariados y la gran mayoría son profesionales liberales que tienen un acuerdo con la Seguridad Social. Así, el paciente elige al doctor y al especialista y en el momento de acudir a la consulta abona el 100% de la tarifa. Poco después el CASS le embolsa el 75% de lo pagado (en el caso de consultas el copago al que hacen frente los andorranos es del 25%).

Un sistema que ha funcionado durante décadas, pero que desde 2007 presenta déficits. Hasta ese momento el gasto sanitario se financiaba con las cotizaciones y el copago, pero desde entonces, una vez agotadas las reservas, es el Gobierno el que cubre esta falta de ingresos.

El sistema de salud andorrano es muy destacado en el mundo (Getty Creative)
El sistema de salud andorrano es muy destacado en el mundo (Getty Creative)

Lógicamente una de las maneras de evitar esta situación podría ser subir unos impuestos que tradicionalmente se han destacado por ser muy bajos, lo que ha hecho que haya gente desde España que se mude al Principado, no solo los ‘youtubers’, sino también deportistas y famosos en general.

En Andorra se cotiza un 22% del salario, del cual el 10% se destina a gasto sanitario y el 12% restante al sistema de pensiones. Además, el IRPF se sitúa en el 10%, con unos mínimos exentos que hacen que una parte importante de la población no tenga que pagarlo.

Pero otra forma de hacer más sostenible el sistema es precisamente atraer a gente extranjera. En el caso de los ‘youtubers’ las ventajas son evidentes. En su inmensa mayoría son jóvenes que van a contribuir con sus impuestos y que por lo general no van a hacer uso de la sanidad, ya que por su edad no son población de riesgo.

El sistema sanitario andorrano es reconocido en todo el mundo. En el año 2017, el informe del Instituto de Evaluación y Métrica de la Universidad de Washington, publicado en The Lancet, señaló que era el mejor del planeta. Se trata de un estudio que se realiza cada cinco años y en el que se establece un índice de calidad y acceso al sistema de salud. España, por ejemplo, ocupaba la octava posición y Francia la decimoquinta.

Así pues pese a que la incidencia del coronavirus ha sido pronunciada en el principado, su sistema sanitario ha respondido. En las últimas semanas ha dado inicio además la vacunación, por lo que Andorra intenta inmunizar a su población lo antes posible. El objetivo en el horizonte es evitar una cuarta ola que vuelva a disparar los contagios.

EN VÍDEO I Un youtuber ruso monta un show para quemar su Mercedes valorado en 150.000 euros

Más historias que te pueden interesar: