El exfutbolista que arrasa en YouTube contando cómo es el fútbol de verdad por dentro

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·6 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Andrea Orlandi, en una de sus intervenciones para 'La Media Inglesa'. Foto: YouTube.
Andrea Orlandi, en una de sus intervenciones para 'La Media Inglesa'. Foto: YouTube.

Salvo que seas un apasionado entusiasta del fútbol internacional y además tengas unos conocimientos enciclopédicos, dignos de alguien que se haya pasado horas y más horas buceando en bases de datos y viendo cualquier partido que cayera en sus manos, es poco probable que conozcas la trayectoria de Andrea Orlandi. Y eso que este centrocampista español de ancestros italianos ha tenido una carrera profesional bastante digna. Pero transcurrió quizás un tanto lejos del foco mediático y del glamour de los primeros puestos de la élite.

Lo más cerca que estuvo de convertirse en una estrella este barcelonés de nacimiento pero canterano del Alavés es el momento en que, durante una cesión al filial del Barça, llegó a jugar con el primer equipo culé el último partido de la temporada 2005/06, cuando la liga ya estaba matemáticamente ganada desde hacía varias jornadas. No se consolidó en la plantilla azulgrana y optó por cambiar de aires, aceptando la oferta que le llegó del Swansea City. En cinco años logró dos ascensos y su última temporada con los cisnes la jugó en la Premier League, aunque su aportación fue más bien testimonial: apenas tres partidos.

El grueso de su etapa británica transcurrió en el Championship, el segundo nivel. Allí siguió, tras desvincularse de los galeses, en equipos como el Brighton y el Blackpool. Dos años en la liga chipriota, otros dos en el Novara, en la tierra de sus padres, y una aventura exótica en la India fueron sus últimas campañas en activo antes de retirarse en 2019, sin haber cumplido aún los 35 años, debido a una patología cardiaca que se le diagnosticó.

En total acumula ocho temporadas de experiencia en el Reino Unido. Pocos hay en España que conozcan mejor que él, en primera persona, la idiosincrasia del balompié británico. Por eso el canal de YouTube La Media Inglesa, especializado precisamente en el football del país donde se inventó el juego tal como lo practicamos hoy, le ha fichado como colaborador.

La estrategia ha demostrado ser un éxito absoluto. El espacio es popular de por sí, con 273.000 suscriptores y habitualmente más de 100.000 visualizaciones en cada publicación. Pero los vídeos en los que sale Andrea están entre los que más tirón de audiencia tienen, sobrepasando en algunos casos las 150.000 reproducciones.

El factor clave es que Orlandi no es un futbolista al uso. Delante de una cámara no es el típico que contesta o bien con monosílabos o bien con lugares comunes, sino que es capaz de estructurar un discurso coherente en el que expone sus ideas con claridad. Lo hace, además, expresándose de forma perfectamente comprensible y tranquila, algo de lo que son incapaces muchos profesionales de la comunicación. Y todo esto lo completa con anécdotas personales con las que aporta un toque de humor, pero sin necesidad de forzar la gracieta.

Andrea Orlandi avanzando con el balón en un partido del Blackpool.
Orlandi (derecha) en su época como jugador del Blackpool, en la temporada 2014/15. Foto: Getty Images.

Las intervenciones de Andrea responden a temáticas muy variadas. Como buen conocedor del fútbol inglés, está más que cualificado para hacer análisis detallados. Así, por ejemplo, recientemente se permitió el lujo de trazar un plan para reflotar al Arsenal, un gigante que no está pasando precisamente por su mejor momento. Sin embargo, probablemente lo que más valoren sus seguidores sean los momentos en los que se centra en sus vivencias personales.

Una de sus participaciones más celebradas en el canal, por ejemplo, es el vídeo titulado "El XI de enemigos de Andrea Orlandi", en el que repasa jugadores con los que tuvo roces y tensiones. En él hay batalitas muy jugosas, como por ejemplo la bronca que tuvo con Thomas Butler, quien fuera su compañero en el Swansea. "Al poco de llegar al club, salgo de la ducha tras un entrenamiento y un aficionado me pide que le firme una camiseta. Mientras lo estoy haciendo, de repente se oyen dos disparos y siento un dolor terrible en la pierna. Me giro y veo a este personaje con un rifle de aire comprimido. Lo mete en el maletero de su coche, lo cierra y se va. Luego me dijo otro compañero que no es mal tío... ¡pero me había disparado! Se lo dije al entrenador y me contestó que era 'la iniciación'. Al tiempo, cuando supe hablar inglés, le pregunté por qué lo había hecho y me contestó: 'Llegaste y jugabas en mi posición, venías del Barça, eras más guapo y más bueno... ¡algo tenía que hacer!'".

Otro que tiene un lugar destacado en el once es Nile Ranger, con quien Orlandi compartió vestuario en el Blackpool. "Hablé con él tras un entrenamiento y se quejó de que le pagaban poco. Tuvimos una conversación y le dije que estuviera centrado, que le necesitábamos. Acabó muy agradecido. A la mañana siguiente no apareció por el entreno. Empezamos sin él y a las 11 vino la policía a la ciudad deportiva. Nos cuentan que la noche anterior había ido a un club de alterne, le dio por insultar a las chicas y acabó preso. Mi charla motivacional había sido un desastre". 

Andrea también cuenta las andanzas de su vida cotidiana en Gran Bretaña. Y tiene muchas batallitas que relatar. "Cuando llegué sabía el inglés básico, lo que había estudiado en el colegio. Ir a hacer la compra me suponía un problema. Encontré un supermercado abierto 24 horas y me iba a las once y media de la noche, que hubiera poca gente, porque me daba reparo. Un aficionado del Swansea se ofreció a darnos clase a cambio de alguna entrada y alguna camiseta", confiesa en una grabación sobre su experiencia como extranjero en el fútbol de la isla. 

Asimismo, ha protagonizado grabaciones de corte más desenfadado, como esta sobre "los peores estadios" en los que llegó a jugar. A lo largo de ocho años, ha tenido oportunidad de ver de todo. Aunque, curiosamente, uno de los más destacados de su lista es el Tsirion, en Limasol, que descubrió durante su etapa en Chipre. "Hay un laberinto de túneles para llegar al vestuario... es una cárcel chipriota adaptada a la práctica del fútbol", explica.

En un mundo en el que los canales de YouTube y otras formas "alternativas" de transmisión de información están comiéndole cada vez más terreno a los medios tradicionales, Orlandi se está convirtiendo poco a poco en una de las grandes revelaciones de la comunicación futbolística. No será de extrañar que dentro de poco oigas su nombre mucho más a menudo. De momento, personajes más conocidos como Alberto Edjogo-Owono (habitual en retransmisiones de televisión para Gol, BeIN o Movistar+), ya cuentan con él a menudo, calificándole como "un pozo sin fondo de anécdotas". Probablemente cuando jugara no tenías mucha idea de quién era, pero no te quepa duda de que como comentarista vas a acabar conociéndole.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente