Anfitrión y viejo enemigo

Agencia EFE
·4 min de lectura

Zaragoza, 4 may (EFE).- El Casademont Zaragoza se juega su pase a las semifinales de la "Final a Ocho" de la Liga de Campeones este miércoles ante el anfitrión del torneo, el Nizhny Novgorod ruso, que a la vez es un viejo enemigo en la competición.

Un conjunto aragonés que se encuentra en un buen momento de forma, a pesar de la derrota del pasado domingo contra el Real Madrid, acude a la fase final del trofeo continental por segunda temporada consecutiva con la ilusión de poder luchar por el título.

El equipo maño parece vivir en consonancia con los tiempos de coronavirus que envuelve al país pues si las olas de la enfermedad se suceden, el Casademont Zaragoza también vive las suyas propias de caída y recuperación como una montaña rusa de sensaciones.

Tras un inicio de temporada con cuatro victorias en quince partidos, comenzó lo que parecía la recuperación de la mano del argentino Sergio Hernández, que encadenó seis triunfos en siete encuentros para volver a perder seis enfrentamientos de manera consecutiva.

La llegada al equipo de Luis Casimiro ha supuesto sumar cuatro victorias en los cinco últimos encuentros y la casi certeza, por las buenas sensaciones que emite, de que el equipo está en fase de consolidación.

Con esa mentalidad afronta el equipo "rojillo" la que es su gran meta esta temporada y en la que tendrá que tumbar al anfitrión para seguir soñando.

Un conjunto ruso con el que ya se vio las caras en la primera fase de la competición y que acabó segundo del grupo D por detrás de los zaragozanos.

Los enfrentamientos entre ambos se saldaron con sendas victorias para los maños pero los partidos se disputaron en una circunstancias no habituales.

En el primero Nizhny perdió por 78-75 en Zaragoza con un triple desde ocho metros sobre la bocina de Dylan Ennis después de haber ido por delante muchos minutos y lo hizo con un equipo mermado por las ausencias debido al coronavirus y tras de una cuarentena de varios días que les impidió entrenar. Tres semanas después sucumbió en la prórroga por 92-98 en casa después de haber ido igualmente casi todo el partido por delante.

En aquellos encuentros no estaba Andrei Vorontsevich, fichado posteriormente del CSKA de Moscú, club en el que ha estado 14 años y con el que consiguió tres Euroligas después de disputar nueve ediciones de la "Final a Cuatro", lo que supone una dosis extra de experiencia y calidad para los exsoviéticos.

De hecho, en los cuatro partidos que ha jugado en la Liga de Campeones ha anotado una media de 14 puntos por encuentro (con un excepcional acierto del 75 % en tiros de dos), ha capturado 7.3 rebotes y valorado 19.3 créditos.

El gran poder del conjunto de Novgorod está en su acierto desde el triple y su forma de jugar ya que lo hace con todos sus hombres abiertos debido a que la mayoría posee un buen lanzamiento exterior (tiene nueve jugadores con al menos siete puntos anotados por encuentro), lo que supone que sea complicado de defender, especialmente para los pívots.

La prueba de la buena mano desde el 6.75 es que el Nizhny Novgorod ha sido el mejor equipo en triples (con cinco hombres por encima del 40 % de acierto de media) de los que accedieron a la segunda fase de la Liga de Campeones con un acierto del 43.5 % y 11.3 anotados de media por encuentro.

Su máximo anotador es Kasey Shepherd, con 18.1 puntos por partido y un 51.7 % de acierto en triples. El base fue nombrado jugador más valioso de la anterior fase (playoff).

Con este poderoso conglomerado de ingredientes lo que parece claro es que el equipo de Luis Casimiro debe hacer aparecer su mejor versión defensiva, esa que tanto le ha costado sacar a relucir pero que ha conseguido en los últimos encuentros, para minimizar la voracidad en los lanzamientos lejanos de su rival y cerrar después el aro para capturar rechaces y poder hacer lo que más le gusta, correr a campo abierto.

Si es capaz de hacerlo sus opciones de ser semifinalista estarán intactas pero si, sobre todo, no es capaz de defender bien la puerta de acceso a semifinales se le hará tan estrecha que podría ser infranqueable.

El partido, correspondiente a los cuartos de final de la "Final a Ocho", se disputa este miércoles, a partir de las 18.00 horas, en el Complejo Nagorny de Novgorod.

(c) Agencia EFE