Angelici es el primer enemigo de Gribaudo: mientras más hable de Román, menos votos tendrá en Boca

Franco Formoso

El presidente de Boca se juega la continuidad de su espacio al frente del club con Christian Gribaudo a la cabeza. Sin embargo, el 'Tano' plantó la grieta y con cada palabra que dispara ante el ídolo 'xeneize' se resta votos.


Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Daniel Angelici no para de hablar en contra de Juan Román Riquelme. Quitó sus caretas de La Bombonera, lo difamó diciendo que pidió dinero para formar parte de su espacio y ya se ha convertido en una especie de tabú para el oficialismo que lidera. Ahora bien, supongamos que lo mencionado sobre la plata es real, ¿qué gana el 'Tano' diciéndolo? Nada.



Es más, pierde cada vez más votos. A cada segundo que pasa, con cada palabra que lanza y con el mínimo dardo que vaya hacia la vereda de Riquelme, su candidato Christian Gribaudo queda más lejos del objetivo de ganar las elecciones.


Riquelme es ​Boca. Lo quieren todos los hinchas, sin discriminar entre tendencias politicas. Lo aman. Lo ven en la calle y lo abrazan, ¿por qué la pasión habría de ser opacada por uno de los presidentes que más ha sido insultado en La Bombonera? Claro está que sus logros económicos han sido buenos, pero la hinchada lo castiga por los fracasos deportivos y ve en Riquelme todo lo necesario para volver a triunfar.

Será una difícil misión doblegar en los comicios a quien le hizo pegar el salto a Jorge Amor Ameal como en un trampolín. Pasó de ser uno más de los protagonistas a liderar las encuestas sin atenuantes.

Eso genera Riquelme. Y es por eso que Angelici se ha convertido en el peor enemigo de Christian Gribaudo. Mientras más hable en contra de Román, menos votos traccionará para su espacio. ¿Qué pasará el domingo ocho de diciembre? Sólo los socios sabrán qué tiene preparado el destino para la institución azul y oro.

Otras historias