Antofagasta, en racha, recibe a Liga, que pretende consolidar su liderato

·2 min de lectura

Santiago de Chile, 3 may (EFE).- Deportes Antofagasta y Liga de Quito disputan este miércoles el partido de la cuarta jornada del Grupo F de la Copa Sudamericana, con los chilenos decididos a repetir victoria para proseguir en la lucha y los ecuatorianos conscientes de que un triunfo les acerca más a la clasificación.

Hundido en la tabla nacional, en el puesto 14 de 16, los Pumas parecen haber hallado una suerte de redención en la Sudamericana tras una inesperada remontada dos semanas atrás en su feudo ante el Atlético Goianense, que marcha líder empatado a seis puntos con los ecuatorianos y con tres puntos más que los chilenos en el grupo F.

Un partido que resolvió en los últimos minutos gracias a un discutido penalti y al olfato de Manuel López, que aprovechó un rechace en el interior del área.

Y a la portentosa actuación de su arquero, Nacho González, que con sus intervenciones tapó las carencias defensivas de un equipo que con Diego Reveco en el banquillo trata de recuperar las buenas sensaciones de la pasada temporada.

El técnico debutaba en el torneo continental y parece que su mano ha cambiado al menos la tendencia: el agónico y controvertido triunfo frente a los brasileños añadió este fin de semana otro frente a O'Higgings por 1-0, correspondiente al juego aplazado de la jornada nueve de la liga chilena.

Revenco no podrá contar este miércoles con el experimentado centrocampista Andrés Robles, expulsado en el último minuto del partido frente a Goianiense por una pelea con Heiner William.

Liga de Quito llega, por su parte, a la ciudad minera con el deseo de repetir la goleada 4-0 que infligió a Antofagasta en la primera jornada de grupos y alejarlo de cara al liderato.

Los merengues lograron una importante victoria la última jornada en Argentina frente a Defensa y Libertad (1-2) pero el domingo no pudieron con Independiente en el campeonato nacional, que le arrebató la segunda posición gracias a un autogol de su portero, Gonzalo Falcón, al que el balón le rebotó en la espalda tras golpear en el poste el disparo de Billy Arce.

Los de Luis Zubeldía fueron inferiores frente a un equipo que parece tenerle tomada la medida: tres victorias y dos empates en los últimos partidos.

El miércoles tratarán de olvidarlo en el estadio Calvo y Bascuñán con la vista en los dos partidos que le quedan en casa: primero frente a Defensa y Justicia y después frente a Atlético Goianense, que les derrotó por 4-0 en Brasil y es todavía el favorito para la plaza de acceso a octavos de final.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente