La de Baños es la última pillada comprometida a un político, pero no la primera

TresB
·4 min de lectura

El exdiputado de la CUP en el Parlament de Cataluña, Antonio Baños, tuvo un descuido al publicar un tuit con una captura de pantalla de su navegador. En dos de las pestañas aparecían títulos de webs de pornografía de coprofilia (atracción fetichista por los excrementos) y de orgías. El político borró rápidamente la publicación, pero muchos usuarios se percataron del mensaje y lo difundieron.

Antonio Baños, antiguo diputado de la CUP en el Parlament de Cataluña. (Foto: David Zorrakino / Europa Press / Getty Images).
Antonio Baños, antiguo diputado de la CUP en el Parlament de Cataluña. (Foto: David Zorrakino / Europa Press / Getty Images).

Antonio Baños se convirtió rápidamente en trending topic en Twitter con numerosos comentarios y bromas sobre su error y sus gustos sexuales, aunque el antiguo miembro del Parlament no se ha pronunciado al respecto. Tampoco faltaron, en todo caso, publicaciones que critican esas mofas y reivindican la intimidad del político.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

No es la primera pillada a un político en España que dio mucho que hablar. Algo parecido a lo que le ha ocurrido a Baños les pasó en 2002 a los diputados del PP Miguel Ángel Pérez Huysmans, Colomán Trabado y Manuel Troitiño, que fueron cazados viendo imágenes pornográficas en un ordenador durante un pleno en el que se debatía una ley contra la violencia de género. Su partido les sancionó. En ese caso, la 'pillada' fue mientras ejercían su labora pública.

Este último también ha sido el ámbito, en el Congreso, en que también hemos visto a Celia Villalobos en otra 'pillada', aunque nada vinculada a gustos especialmente íntimos. Fue la de ponerse a jugar al Candy Crush con su iPad en mitad del Debate del Estado de la Nación durante una intervención de Mariano Rajoy mientras ella ejercía como Presidenta de la Cámara.

En las cámaras autonómicas también hemos visto a sus señorías ocupar el tiempo en cosas bastante curiosas. En las Cortes Valencianas Luis Díaz Alperi (PP) se puso a cortarse las uñas, Juan Soto (PSOE) a practicar yoga en las Cortes Valencianas, Lola Gay (PSOE) a mirar lencería o Milagrosa Martínez (PP) a estudiar francés. En la Asamblea de Madrid los diputados del PP Bartolomé González y María Isabel Redondo fueron cazados jugando al Apalabrados o Ramón Espinar echando una siesta. También se recuerda a Miguel Ángel Revilla ojeando la ‘Interviú’ en el Parlamento de Cantabria.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Muy recordado es el vídeo difundido por ‘OKdiario’ de Cristina Cifuentes siendo interrogada por un guardia de seguridad después de robar unas cremas en un Eroski. La popular acabó dimitiendo como presidenta de la Comunidad de Madrid tras la publicación de las imágenes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Otro vídeo también le costó el puesto al que fuera alcalde de Manlleu (Barcelona), Àlex Garrido. El de ERC aparecía en estado de embriaguez en un local de ocio y era expulsado por unos vigilantes de seguridad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Muchas de las pilladas a políticos tienen que ver con los peligros de los micrófonos abiertos. A José Bono le pasó varias veces, desde el “Nuestro colega Blair es un gilipollas integral” (refiriéndose al que fuera primer ministro británico) al “Hay mucha santa y algún malo […]. Los de los partidos propios son unos hijos de puta”, entre muchos otros.

También es célebre la pillada a otro de los antiguos presidentes del Congreso de los Diputados, el popular Federico Trillo. “Manda huevos”, soltó tras dar paso a una votación en 1997.

En la Cámara Baja también escuchamos a la diputada del PP Andrea Fabra soltar un “Que se jodan” después de que Mariano Rajoy anunciase las modificaciones en el cobro del desempleo. La popular aseguró que se dirigía a la bancada socialista.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A Esperanza Aguirre la cazaron las cámaras de La Sexta pidiendo la pena de muerte para los arquitectos durante una conversación en tono de broma mientras visitaba la localidad madrileña de Valdemaqueda en 2012. Es una de sus pilladas más recordadas.

Unas cuantas acumula también Mariano Rajoy. Entre las más famosas está la de “Mañana tengo el coñazo de desfile” que le dijo a sus compañeros del Partido Popular el día antes del desfile de las Fuerzas Armadas de 2008, cuando aún era líder de la oposición.

Algo similar dijo José María Aznar tras un discurso en el Parlamento Europeo en 2002. “Vaya coñazo que he soltado”, pronunció al terminar sin darse cuenta de que su micrófono seguía abierto.

EN VÍDEO | Margallo responde con ironía al aluvión de críticas por su cabezada en el Parlamento Europeo

Más historias que te pueden interesar: