Qué ha aprendido Hamilton de las sanciones en 2020

Luke Smith
·2 min de lectura

Durante la temporada 2020 de Fórmula 1, Lewis Hamilton fue penalizado en tres ocasiones. La primera llegó en el arranque del campeonato en Austria, cuando fue sancionado con cinco segundos por un toque con Alex Albon y pasó del segundo al cuarto lugar.

La sanción más dura la recibió en el Gran Premio de Italia, cuando fue penalizado con 10 segundos por entrar a boxes cuando estaban cerrados. Esto mandó al británico de la primera posición a la última, y finalmente solo pudo ser séptimo en Monza.

Hamilton cargó contra los comisarios tras recibir dos penalizaciones de cinco segundos en Sochi, después de que consideraran que había practicado la salida en un lugar prohibido en el circuito. El piloto de Mercedes dijo que los comisarios estaban “tratando de frenarle” y calificó las sanciones como “ridículas”.

Hablando de sus comentarios en Sochi, Hamilton reconoció que fueron fruto del calor del momento, y dijo que respetaba a los comisarios.

“Las cosas a veces se dicen en el calor del momento”, aseguró Hamilton. “A veces, cuando sientes que nadas contra corriente es normal una reacción de ese tipo. Echar la vista atrás nos da la oportunidad de pensar y ver que podemos hacer las cosas de forma diferente”.

"Creo que hemos crecido mucho durante este año, tanto como deporte como con los pasos que hemos dado”.

"Por mi experiencia, rara vez llego a ver a los comisarios, pero creo que con la FIA y con los comisarios ha aumentado la comprensión y el respeto entre nosotros”.

Más de F1:

Los cuatro motivos por los que sigue Mercedes en la F1 Los 50 mejores pilotos de 2020, por Autosport "A Alonso le va a costar acostumbrarse al Renault"

Las penalizaciones no influyeron para que Hamilton ganara su séptimo mundial, pero se dieron en tres de las seis carreras que no ganó este año.

Hamilton dijo que todavía sigue pensando que las penalizaciones que recibió "no eran necesarias", pero reconoció que "no es mi trabajo proponer lo que debería ser sancionado".

"Aprendí una lección de ello, y no podrán volver a cazarme por eso, eso es seguro", afirma. "Sólo tengo que estar muy atento y ser diligente para seguir adelante”

"Naturalmente, como deportista siempre trato de encontrar una ventaja, siempre estoy tratando de encontrar esa parte extra, pero existe una línea muy fina entre estar por encima del límite o en él”.

“Está bien si se pasa del límite. Aprendí de ello, pero no volverá a suceder”.