La apuesta de Hamilton en Eau Rouge que demostró su clase

Jonathan Noble
motorsport.com

Recordando su época como compañero de Hamilton en McLaren en 2008 y 2009, Kovalainen asegura que siempre se vio obligado a apretar para tratar de igualar al británico.

Y además asegura que no hay mejor ejemplo de la confianza de Hamilton en sus propias habilidades que una apuesta que hicieron ambos antes del GP de Bélgica de Fórmula 1 de 2009.

"Estábamos en Spa y los primeros entrenamientos libres estaban a punto de comenzar, y creo que Lewis vino y me dijo: '¿Quieres hacer una apuesta? Solo en la vuelta de salida, a ver quién va más rápido en Eau Rouge según salgamos de boxes". 

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"En aquellos días, no era sencillo ir a fondo nada más salir de boxes el viernes por la mañana. Y le dije: 'Sí, sí, vamos a ello'. Entonces, salió de boxes en la segunda recta y pasó a fondo nada más empezar. Yo solté ligeramente y perdí la puesta. Pero ese era el tipo de cosas.... sabía en cierta manera que iba a perder el dinero. Nunca iba a ganarle en eso. Tiene un espíritu de lucha increíble". 

Kovalainen asegura que sintió que Hamilton solo era un poco más rápido que él cuando estuvieron juntos, pero reconoce que si apretaba, podía acercarse. Al final, sospecha que la constante necesidad de ir por encima de su zona de confort le quemó.

"Él era un poquito más rápido siempre, yo tenía que apretar, cada sesión. Ya desde los test de invierno yo tenía que apretar para pillarle o estar por delante. Una vuelta media no era suficiente. Y cuando tienes que hacer eso durante un año y medio... me quedé sin energía", reconoce.

Kovalainen-Hamilton no está en esta lista:

Las 12 relaciones más dañinas entre compañeros en Fórmula 1

"En la segunda mitad de 2009, en McLaren, es justo decir que piloté por debajo de mi habilidad. En lugar de centrarme en mi carrera y mis resultados, y tratar de acercarme a Lewis, empecé a sobreconducir. Me frustré y, de hecho, la diferencia solo aumentó y cometí algunos errores". 

"Creo que la razón por la que pasó durante la segunda mitad de 2009 fue porque estuve apretando todo el tiempo. Y cuando lo haces durante demasiado tiempo, te vas contra el muro en algún momento".

El finlandés deja claro que acepta que Hamilton, que se ha convertido en seis veces campeón del mundo de 2008 a 2019, estaba por delante de él y que no tiene problemas en reconocerlo. 

"Creo que su ritmo era ligeramente más rápido de manera consistente. No tengo ningún problema en admitirlo. Es uno de los más grandes, si no el más grande. Estoy orgulloso de haber corrido contra él", añade.

"Pero en ese momento de mi carrera, fue algo realmente negativo. Tuve un buen rendimiento, pero no fui capaz de conservarle con Lewis como compañero". 

Otras historias