Argentina, con incertidumbre sobre medidas ante el repunte de casos de covid

Agencia EFE
·4 min de lectura

Buenos Aires, 5 abr (EFE).- Argentina inicia la semana con incertidumbre por el aumento de contagios por covid-19, con multitud de personas haciendo fila en los centros de testeo tras cuatro días festivos por Semana Santa y con el presidente, Alberto Fernández, en aislamiento por haber dado positivo dos meses después de vacunarse.

En la tarde de este lunes, los respectivos jefes de Gabinete de Ministros del Gobierno nacional, el de la provincia de Buenos Aires y el de la capital argentina mantendrán un encuentro para analizar el aumento de casos y la eventual implementación de nuevas restricciones.

Pese a la aceleración de casos en las últimas dos semanas, el Gobierno argentino no restringió la actividad turística en Semana Santa, y 4,2 millones de personas se movilizaron este fin de semana, entre 1,9 millones de turistas y 2,3 millones de excursionistas.

Los expertos esperan el impacto en las próximas semanas sobre esta movilización turística en las estadísticas de contagios, que ya en la última quincena escaló un 70 % en el promedio de casos diarios a nivel país.

Por lo pronto, hoy se observan largas filas de autos y personas en los centros de testeo que instaló la capital para los residentes porteños que regresaron después del fin de semana largo, donde hasta ayer se habían detectado unos 1.110 casos positivos, un 4 % de las 26.969 personas testeadas, según datos del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

La ciudad y la provincia de Buenos Aires son las dos jurisdicciones donde más han escalado los contagios (un 90 %) en las últimas dos semanas y el propio Gobierno se muestra preocupado que se repita la dinámica del año pasado, que del área metropolitana de Buenos Aires, la zona más populosa del país, se expandan los contagios al resto del territorio.

En el país se debate si ya ha ingresado a la segunda ola de contagios y las tres autoridades que gobiernan la zona metropolitana de Buenos Aires intentan acordar si es necesario aplicar medidas para disminuir la circulación de personas.

Pero en el Gobierno nacional advierten, según ha declarado el ministro de Economía, Martín Guzmán, que la economía -que el año pasado cayó 9,9 %- "no podría soportar un cierre total" como el que se implementó el año pasado, en tanto los expertos señalan la fatiga social.

Argentina igualmente acumula 2.393.492 de contagios desde el inicio de la pandemia y 56.199 muertes.

INCERTIDUMBRE POR LA VACUNA

En este contexto de aceleración de contagios, la llegada del otoño y la escasez de vacunas -7,27 millones de dosis sobre 45 millones de habitantes-, el Gobierno ha decidido aplazar la aplicación de la segunda dosis a tres meses de aplicar la primera para vacunar a una mayor cantidad de personas y reducir la mortalidad.

De acuerdo con los datos oficiales, se han aplicado 4.260.808 dosis hasta el día de hoy.

Este fin de semana se despertaron en la población las preguntas sobre la inmunidad de la vacuna, luego de que el presidente argentino, Alberto Fernández, diera positivo de coronavirus el viernes, cuando cumplió 62 años.

Fernández había sido vacunado con la Sputnik V el 21 de enero pasado con la primera dosis y el 11 de febrero último con la segunda.

El propio Fernández, que se encuentra aislado, en su mensaje de agradecimiento al mensaje de apoyo del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dijo hoy en su cuenta de Twitter que transita la enfermedad “con tranquilidad gracias a la inmunidad” que le ha dado la Sputnik V.

Y hoy mantuvo una conversación con su par ruso, Vladimir Putin, en la que Fernández reiteró que se encuentra transitando la enfermedad "de manera leve y sin síntomas", que "los resultados de la campaña de inmunización son excelentes y sin efectos adversos" y en la que volvió a solicitar el envío regular de las vacunas hacia Argentina.

El fin de semana ya había dado explicaciones el Centro Gamaleya, que produce la vacuna, que tiene un 91,6 % de eficacia contra infecciones y un 100 % de eficacia contra casos graves.

También el Ministerio de Salud argentino informó que menos del 0,2 % de los vacunados en el país con todos los proveedores han contraído covid-19, transcurridos por lo menos 14 días de la primera dosis, y la unidad médica presidencial reiteró ayer que el cuadro clínico leve del mandatario confirma la inmunización otorgada por las vacunas.

(c) Agencia EFE