Es el momento de que los argentinos comiencen a valorar a Sergio Agüero como se merece

Gastón Hirschbrand
·1 min de lectura

Hay oportunidades que, en "la rutina de lo extraordinario", no nos damos cuenta lo que los jugadores argentinos logran semana a semana en el fútbol de primer nivel europeo, compitiendo al máximo nivel y convirtiendo goles importantes para sus equipos.

Todos sabemos que el claro ejemplo es Lionel Messi, el mejor futbolista del planeta desde hace más de 10 años de manera ininterrumpida, y de hecho la frase recién mencionada le corresponde al rosarino más que a cualquier otro, pero eso no nos tiene que llevar a olvidar-relegar-minimizar a otro astro argentino que pienso que está subvalorado: Sergio Leonel Agüero del Castillo, quien a sus 32 años y luego de 10 seguidos en Manchester City anunció que se alejará del elenco ciudadano.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hay momentos que quedarán en la retina para toda la vida, y ese es uno de ellos. Pero lo que más me sorprende del delantero es su capacidad para mantenerse en la elite durante tanto tiempo, hecho que le permitió lograr los récords antes mencionados.

La constancia es fundamental en todos los ámbitos de la vida y en el fútbol profesional no es la excepción. Estaría bueno que, más allá del dato duro, podamos valorar más a nuestros representantes en el Viejo Continente, más allá de que allí no estén defendiendo la camiseta de nuestra Selección.

El camino que desarrollaron para llegar hasta allí es impresionante. La mentalidad para sostenerse en el máximo nivel, también. Es un orgullo que sean argentinos. Seguiremos gritando sus goles en donde estén.