Asensio despega; Benzema de récord

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 3 abr (EFE).- El toque de atención de Zinedine Zidane a Marco Asensio surtió efecto. Desde que cerró en el derbi madrileño varios partidos sin anotar, disparos a puerta ni asistencias, la suplencia provocó un cambio. Tres partidos consecutivos con gol y su regreso a la titularidad ante el Eibar, la celebró siendo referencia como Karim Benzema. Siete partidos marcando y lanzado al Liverpool.

El contrapunto a las malas noticias de una temporada repleta de lesiones, con Sergio Ramos como último capítulo entre la polémica y la mala suerte, lo encuentra Zidane en la mejor versión de varios jugadores importantes antes de encarar una semana decisiva.

A las citas europeas contra el Liverpool y el clásico liguero ante el Barcelona llega lanzado Benzema. Referencia ofensiva absoluta con su mejor registro goleador, con nueve tantos en sus siete últimos encuentros. Pedía socios en el gol para mejorar la racha de resultados y ahí aparece la versión más decisiva de Marco Asensio.

Vuelve por sus fueros el mallorquín, exhibiendo confianza en su zurda, armando el disparo en cuanto tiene un metro y sintiendo confianza para desequilibrar cada vez que recibe el balón. Pasar de la titularidad a quedarse sin minutos ante el Elche tocó su orgullo y en el campo plasma el trabajo invisible. Ese que realiza más allá de los entrenamientos suaves de la Ciudad Real Madrid.

Con un preparador físico, un trabajo de análisis de rivales, un equipo que aporta en el día a día la profesionalidad que necesita un futbolista que quiere volver a ser el que era antes de su grave lesión de rodilla.

Asensio se topó con el travesaño en una falta lateral rumbo a la escuadra a la que golpeó con el alma, le anularon un tanto de tacón, disfrutó de su libertad ofensiva para desequilibrar y acabó encontrando el premio a los 41 minutos, con un control decisivo antes del gol. "La clave es el control para eliminar al rival. Es medio gol", confesó sin dar importancia a la velocidad y la definición de zurda.

Fue su tercer gol consecutivo. Los dos anteriores saliendo desde el banquillo y mostrando a Zidane que se revelaba contra el papel de revulsivo. Sentenció al Atalanta en los octavos de la Liga de Campeones y también el triunfo en Balaídos ante el Celta. Su partido brillante ante el Eibar confirma una tendencia al alza, reforzado en su confianza y pidiendo papel de protagonista ante el Liverpool.

"Sabía que este momento tenía que llegar, estoy trabajando mucho para ello. Están entrando los goles que antes no entraban y es importante para mí", confesó Asensio.

A Zidane no se le escapa el orgullo de su jugador en un momento delicado y le dio paso, por delante del brasileño Vinicius que venía siendo decisivo en los últimos partidos y mantuvo su nivel cuando saltó al césped en el segundo acto.

"Me alegro por Marco, es importante para un jugador marcar goles. Le dan confianza y energía, me alegro porque los necesita y le veo bien. Trabaja todos los días y ayuda al equipo porque es muy bueno y lo sabemos", aseguró Zidane.

A la hora de partido fue sustituido Asensio en un cambio que deja entrever su titularidad ante el Liverpool. Zidane ajusta piezas tácticas. Comenzó ante el Eibar con defensa de tres centrales, probando a Militao y Ferland Mendy en el centro de la zaga. Volvió a dejar la puerta a cero, dando descanso a Raphael Varane y Toni Kroos, a la espera de recuperar a Fede Valverde y Eden Hazard. Sus jugadores le demostraron estar enchufados en un momento trascendental. Asensio despega y Benzema mantiene su vuelto alto antes de encarar tres partidos que marcarán el rumbo.

Roberto Morales

(c) Agencia EFE