El mensaje crítico con la religión en las escuelas que triunfa en Twitter

Yahoo Noticias

Según anunciaba este 16 de enero la Cadena Ser, el Consejo de Ministros aprobará “en semanas” el proyecto de ley de Educación, la LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la LOE), con el mismo texto que la responsable de esta área, Isabel Celáa, ya presentó hace un año y en el que la religión pasaría a ser voluntaria para los alumnos y su nota no contaría.

Un crucifijo cuelga en la pared de un aula en el que una profesora escribe en la pizarra. (Foto: Tiziana Fabi /AFP / Getty Images).
Un crucifijo cuelga en la pared de un aula en el que una profesora escribe en la pizarra. (Foto: Tiziana Fabi /AFP / Getty Images).

Esta misma medida también aparece recogida en el acuerdo de coalición que presentaron PSOE y Unidas Podemos el pasado 30 de diciembre. “La asignatura de religión será de carácter voluntario para los estudiantes, sin que haya una asignatura alternativa ni la nota sea computable a efectos académicos”, dice en su apartado dedicado a la educación.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Sectores de la derecha y la comunidad eclesiástica critican esta medida y, en medio del debate, la periodista de la Cadena Ser y del diario ‘El País’ Nieves Concostrina ha publicado un mensaje en su perfil de Twitter que ha recibido multitud de likes.

“La religión en las escuelas no contribuye a formar ciudadanos libres y responsables; muy al contrario, instruye en la obediencia ciega (fe). El objetivo de la religión en la escuela es reclutar ovejas para el rebaño de la Sociedad Anónima”, dice Concostrina, un mensaje con el que se han mostrado de acuerdo numerosos usuarios.

Sin embargo, otros tuiteros han expresado su disconformidad con el argumento de la periodista.

Además de ultimar la LOMLOE, el Gobierno ha anunciado que llevará a los tribunales cualquier iniciativa “dirigida a socavar el derecho a la educación y censurar la actuación de los centros docentes y su profesorado”. Era una clara alusión al pin parental, la medida que Vox exige en las comunidades de Madrid, Andalucía y Murcia para aprobar los presupuestos.

El pin parental es un instrumento por el que los padres pueden decidir si sus hijos asisten o no a cualquier charla o asignatura complementaria que, según la propia web de Vox, “afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad de nuestros hijos”.

Tras el anuncio del Gobierno, Vox y PP han respondido que el ejecutivo de Pedro Sánchez quiere adoctrinar a los alumnos. En un tuit, Teodoro García Egea, secretario general del Partido Popular, comparaba precisamente el pin parental con la asignatura de religión que el Gobierno pretende convertir en voluntaria.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias