Atalanta complicó sus planes al perder con Hellas Verona en Bérgamo

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Después de la eliminación en la Europa League tenía la obligación de levantarse, pero Atalanta volvió a perder y no consigue cambiar su suerte. Cayó por 2-1 con Hellas Verona en el Gewiss Stadium por la 33° fecha de la Serie A y se aleja de toda pelea por la clasificación a las copas.

El equipo de Gian Piero Gasperini tenía la responsabilidad de reencontrarse con la victoria después de tres derrotas en fila, pero no logró cambiar su situación y complicó su futuro. La visita lo arrinconó en gran parte del encuentro y golpeó en los momentos justos.

Ruslan Malinovskiy había tenido la primera para el local con un gran disparo que Lorenzo Montipò sacó al tiro de esquina. A partir de allí creció el juego del Gialloblù, que generó una ocasión tras otra para romper el cero y exigió en muchas de ellas a Juan Musso.

Ivan Ilic y Giovanni Simeone perdieron en el mano a mano con el arquero, Marco Faraoni con el palo izquierdo tras un centro de Darko Lazovic desde la izquierda y Gianluca Caprari con el travesaño luego de una gran ejecución de tiro libre desde el borde del área.

El Nerazzurri también tuvo las suyas, pero sin poder acertarle al arco con los intentos de Duván Zapata y Hans Hateboer, que la tiraron afuera. Hasta que el conjunto de Verona llegó al gol en el cierre de la primera parte después de una jugada en la que intervino el VAR.

Simeone, ante la salida de Musso, levantó el balón para que Federico Ceccherini llegue por el centro del arco para empujarlo al fondo de la red. El árbitro controló que no fuera offside y luego lo cobró. Y en la respuesta, Zapata volvió a desperdiciar una chance que tiró afuera.

Ya en el inicio de la segunda parte, Ilic no pudo con Musso en el primer intento, pero en el rebote luchó con Teun Koopmeiners en las alturas y este último la metió en su propio arco para el segundo de los dirigidos por Igor Tudor, que tuvieron para ampliar la diferencia.

Simeone lo perdió por duplicado, primero tras un rebote y luego, tras una gran jugada colectiva que derivó en un remate de Lazovic que tapó el arquero y en la continuación, lanzó un centro pasado para Gio que apareció en el segundo palo, pero no acertó su cabezazo.

El local lo buscó de todas las formas posibles, aunque sin muchas ideas. Sumó gente en ofensiva, incluso con el ingreso de Luis Muriel y la historia recién cambió en el final. Las más claras fueron por la vía aérea, pero ni Juan Palomino ni Aleksey Miranchuk pudieron descontar.

Kevin Lasagna tuvo el tercero para Verona con un disparo cruzado desde afuera del área que devolvió el poste izquierdo y en la respuesta llegó lo que Gasperini deseaba: Davide Zappacosta centró desde la derecha y Giorgio Scalvini marcó con un cabezazo letal.

Zapacosta luego probó con un remate de media distancia que salió apenas por encima del travesaño en su última chance. La próxima fecha, Atalanta visitará a Venezia con la intención de cortar su racha de derrotas mientras que Hellas Verona recibirá a Sampdoria.

Foto: Jonathan Moscrop/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente