Atalanta golpeó a Roma en el Olímpico para continuar en lo más alto

·2 min de lectura

Atalanta se mantiene como uno de los mejores equipos en este arranque de temporada en la Serie A: sostuvo el liderazgo y conservó su invicto gracias a la victoria de este domingo por 1-0 sobre Roma, en su visita al Stadio Olimpico.

La mala noticia para el dueño de casa se produjo antes del inicio del partido, en el precalentamiento, cuando su conductor y generador de juego, Paulo Dybala, quedó al margen de la acción a causa de una molestia muscular.

Los Giallorossi acusaron esta baja y lo evidenciaron a partir de la falta de llegadas de riesgo. Es cierto, los números pueden referir otra historia, dado que el local finalizó con 18 remates totales, aunque sólo cuatro de ellos fueron en dirección a portería. Y su verdugo, en tanto, finalizó con cuatro tiros.

Nicolò Zaniolo fue la pieza que intentó desequilibrar para los de José Mourinho, mientras que Chris Smalling, Bryan Cristante y Tammy Abraham descargaron disparos sin poder sacudir las redes.

Oportunista, La Dea sacó provecho de su oportunidad a los 34 minutos: Giorgio Scalvini recibió del danés Rasmus Höjlund y su remate desde afuera del área permitió la apertura del marcador. Fue su segundo gol con la camiseta del conjunto de Bérgamo; el anterior había sido ante Hellas Verona, en abril de este año.

Antes del descanso, Abraham, Ibáñez y Lorenzo Pellegrini amenazaron el arco que en ese momento ya no tenía al argentino Juan Musso (salió lesionado a los 8'), pero el local siguió sin poder concretar sus ocasiones.

El Giallorosso escribió un monólogo en la segunda mitad y tuvo las oportunidades más nítidas, aunque su rival resistió para quedarse con tres puntos de enorme valía. Otro suceso negativo fue la expulsión de Mourinho, por una fuerte protesta desde la línea de banda.

El colombiano Luis Muriel ingresó para disputar los segundos 45 minutos en sustitución de Höjlund y registró un remate, además de un 58,8% de efectividad en relación a sus 17 pases totales.

Atalanta contabiliza 17 puntos de 21 posibles en la cima de la liga italiana, y podría ser alcanzado por Napoli o Milan, en caso de que alguno de ellos salga victorioso de su duelo directo de esta jornada. Para La Dea, su siguiente escollo será Fiorentina el 2 de octubre, al regreso de la pausa por la fecha FIFA.

Foto: Danilo Di Giovanni/Getty Images