El Atlético lleva la alegría a pueblo mallorquín arrasado por riada en 2018

Agencia EFE
·2 min de lectura

Palma, 16 nov (EFE).- El presidente del Cardassar, Jaume Soler, espera “estar a la altura” de la eliminatoria de la Copa del Rey que ha emparejado a su equipo, de la Tercera División del fútbol español, con el Atlético de Madrid del Cholo Simeone, en el sorteo celebrado este lunes.

“De los equipos grandes nos ha tocado el más grande. El 'Gordo' (como se denomina al máximo premio de la lotería de Navidad) llegó a nuestro pueblo de manera anticipada y jugar contra el Atlético es una gran alegría”, declaró Soler a Efe.

El equipo de la localidad mallorquina de Sant Llorenç de Cardassar, arrasada por una riada en 2018 que dejó trece víctimas mortales, recibirá al equipo del Cholo Simeone en un campo de hierba artificial, con capacidad para 600 personas y un sistema de iluminación inaugurado el año pasado.

“Creemos que Es Moleter reúne las condiciones exigidas para disputar una eliminatoria de la Copa del Rey. Ampliaremos el aforo hasta 1.000 espectadores con gradas supletorias y, por supuesto, seguiremos a rajatabla las instrucciones de la federación española y la balear por la crisis sanitaria del coronavirus”, explicó Soler.

El Cardassar milita en la Tercera División de Baleares -es quinto en la clasificación- tras proclamarse el pasado año campeón del grupo de Preferente y de Baleares.

La plantilla, según señala el presidente del club, está integrada por jugadores muy jóvenes “que acaban de empezar pero con una gran ambición”, precisa.

Nueve de los futbolistas que intentarán ponerle las cosas difíciles al Atlético de Madrid están empadronados en el pueblo, otros cuatro son valencianos y el resto vive en diversas localidades cercanas.

“Tenemos veinte fichas y la mayoría de los chicos compagina los entrenamientos con actividades laborales. El entrenador -Miguel Ángel Tomás- ha entrenado al Santanyí y trabaja en la academia de Vicente del Bosque”, señaló Soler.

El campo de Es Moleter, de propiedad municipal, quedó totalmente destruido tras el temporal, por lo que fue totalmente remodelado tras una inversión que ascendió a 1,2 millones de euros.

(c) Agencia EFE