El Atlético bailará con la que todos deseaban

Las benditas bolas del sorteo de los cuartos de final de la Champions League -sacadas por Ian Rush, para aquellos que creen en conspiraciones y amaños a gran escala- han dictaminado que el Leicester sea el rival del Atlético de Madrid.

Sinceramente, vamos a quitarnos las caretas desde el principio y antes de que se jueguen los partidos, como debe ser; el Leicester era el equipo que todos querían, y pase lo que pase, los pupilos de Diego Pablo Simeone son muy favoritos en esta eliminatoria.

Es cierto que estamos en cuartos de final de la Champions League y cualquier mal partido te deja en la estacada, y más cuando te visita el actual campeón de la Premier League, pero si el Atlético de Madrid demuestra la solidez y la consistencia que ha ido plasmando a lo largo de la competición, los rojiblancos deben ser equipo de semifinales por segunda temporada consecutiva -tercera en los últimos cuatro años-.

A pesar de la mala temporada de los Foxes en la Premier League -aunque ahora remonta el vuelo de la mano de Craig Shakespeare-, su trayectoria en Europa es inmaculada y se plantará en el Vicente Calderón después de haber eliminado a todo un Sevilla. No es tema baladí.

Ni mucho menos hay que pensar que el Atlético está en semifinales por el mero hecho de presentar su nombre y ser favoritos, pero viendo la nómina de equipos que había en el bombo, seguro que más de uno habrá resoplado de alivio.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines