El Atlético de Madrid no puede pasar del empate a 0 contra el Getafe y añade picante a LaLiga

Miguel A. Sánchez
·2 min de lectura

El Atlético de Madrid ha disputado hoy contra el Getafe un partido clave. Tras haber conseguido ganar el último de sus encuentros atrasados, dejó al Real Madrid a ocho puntos y al Barcelona a seis. Una victoria hoy podría haber sido el estocazo final a la competición. Sin embargo, los colchoneros siguen empeñados en sufrir. Empataron a cero contra el Getafe y siguen vaciando el colchón. Ahora, el Real Madrid está a seis puntos y el Barcelona, con un partido menos, a siete. Si los culés ganan al Huesca, estarán solo a cuatro y volverán a entrar de lleno en la pelea por el título.

Grandes fichajes y presupuesto alto, combinado con un mal año de los dos grandes del fútbol español, otorgaban a los rojiblancos el favoritismo en LaLiga. Sin embargo, pese a la distancia conseguida en la primera vuelta, en la que llegaron a dejar tanto a Real Madrid como a Barcelona a más de diez puntos, se han decidido a sufrir. La fama de pupas no se gana en un solo día y no se perderá esta temporada. Desde que el Metropolitano se vio campeón, el Atlético de Madrid encadena golpes impensables.

Marcos Llorente se encaró con la defensa del Getafe | Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images
Marcos Llorente se encaró con la defensa del Getafe | Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

Hoy el partido fue mucho más igualado de lo previsible. El Getafe plantó cara al Atlético de Madrid y llegó a rozar el gol… hasta que expulsaron a Nyom. Ahí, el conjunto de Simeone, con superioridad, debió ganar el partido. Dieron un paso adelante, pero no estuvieron acertados de cara a puerta. Dispararon 17 veces. La mejor oportunidad terminó en un disparo al palo de Luis Suárez. Dembélé, que salió en la segunda mitad, también tuvo varias ocasiones claras, pero no acertó a enviar el esférico al fondo de las mallas.

Una jornada más, un empate más. Los de Simeone han perdido 11 puntos de los últimos 24, casi la mitad de los puntos disputados. Resultados que, aunque hoy les permitan seguir líderes, les costarás caras. Ni un partido, ni una competición, ni un día sin sufrimiento. Así es el Atleti.