El Atlético de Madrid ha tirado una liga que tenía bien amarrada

Estefanía Ramos
·2 min de lectura

La temporada se torna oscura para el Atlético de Madrid. Si a principio de año muchos éramos los que veíamos campeón a este equipo por los buenos resultados, por las sensaciones que transmitía y por los 12 puntos que le sacaba a sus perseguidores, hoy todo eso se ha esfumado. Los resultados no le acompañan, las sensaciones que transmite no son las de un equipo fiable que quiere ser campeón y los 12 puntos se han reducido a nada. El Madrid está a dos y el Barça si gana el encuentro pendiente que le queda se pondrá líder.

Cuando parecía que nada ni nadie podría frenar a los de Simeone, el Atleti se ha encargado él sólo de desperdiciar su ventaja y ha tirado una liga que tenía amarrada. Ha pasado de una cuenta atrás para ver cuándo podría ser campeón a invitar a Barcelona, Madrid y Sevilla a sumarse a la lucha por un título de Liga que se está destiñendo y cada vez tiene más color blaugrana. Si el Barcelona finalmente se acaba proclamando campeón de Liga, en este momento es el único que depende de sí mismo para hacerlo, debería darle las gracias al Atleti por habérsela regalado.

Athletic Club v Atletico de Madrid - La Liga Santander | Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images
Athletic Club v Atletico de Madrid - La Liga Santander | Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images

Las temporadas son largas y más esta con un calendario tan apretado, y el Atleti ha sido duramente castigado por las bajas pero tirar una ventaja de 12 puntos es algo que nunca antes había sucedido en esta Liga. El Atleti, como los otros tres, aún tiene la posibilidad de ser campeón, vencer en el Camp Nou es la forma más directa para lograrlo, pero sino lo hace siempre quedará esa sensación de que han tirado una liga que era suya. Todo el trabajo que hicieron durante la temporada lo han tirado por tierra en un par de meses.

En este fútbol con Madrid y Barcelona dominando el campeonato no son muchas las ocasiones que tienen el resto de los equipos para pelear y ganar una Liga. Al Atlético de Madrid se le presentó esa oportunidad y no están sabiendo aprovecharla como se merece. No sabemos quién se acabará proclamando campeón, pero pase lo que pase hay que darle las gracias al Atleti por dejar LaLiga al rojo vivo en las últimas jornadas, algo que en el mes de diciembre parecí simplemente impensable y aún menos que Barça, Madrid y Sevilla le estuviesen respirando en la nuca.