Atletas paralímpicos venezolanos confían en que esfuerzo les dará recompensa soñada: una medalla

·2 min de lectura

CARACAS, 28 jul (Reuters) - José Gregorio Montilla comenzó a nadar a los 7 años para recuperarse de las cirugías a las que fue sometido por una enfermedad que le produce severas contracturas en las piernas y brazos, y más de una década después dice que aprendió que con esfuerzo puede lograr lo que se proponga: hasta una medalla olímpica.

A los 20 años, este estudiante de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello, en Caracas, aspira a colgarse la medalla en la modalidad 50 metros pecho en la natación en los Juegos Paralímpicos de Tokio, del 24 de agosto al 5 de septiembre.

"Podemos lograr todo lo que nos propongamos", dijo Montilla, que sufre de artogriposis múltiple congénita, tras un reciente entrenamiento en Caracas. "Lleva tiempo, lleva paciencia, dedicación, esfuerzo para llegar a los Juegos", agregó con una sonrisa.

Su tiempo en la modalidad pecho es de 1 minuto y 41 segundos, logrados cuando se clasificó a la cita olímpica en los Juegos ParaPanamericanos de Lima en agosto del 2019.

Ese mismo año, en abril, ganó cuatro preseas doradas en el torneo Copa Caixa Brasil, realizado en Sao Paulo.

Montilla, el menor de tres hermanos, dijo que regularmente entrena de martes a sábado una hora y media, pero ya clasificado a los Juegos ahora su tiempo en la piscina subió a tres horas y media todos los días de la semana.

Comentó que tiene previsto viajar a fines de esta semana a España, donde ya están otros de sus compañeros para el entrenamiento final antes de desplazarse a Tokio.

Agregó que en Tokio enfrentará a fuertes rivales como los mexicanos Diego López y Marcos Zárate, ganador de oro y plata, respectivamente, en los ParaPanamericanos de Lima, y a competidores de Tailandia, Brasil, Israel y Canadá.

"Uno nunca sabe lo que va a pasar" en la piscina, destacó remarcando sus expectativas.

Como parte del grupo de venezolanos que viajará a Tokio a los Paralímpicos, de al menos 25 competidores en disciplinas como pesas, judo y ciclismo, la también clasificada Oriana Terán, de 21 años, dice que aún trata de asimilar la emoción de ir a los Juegos.

Terán competirá en powerlifting -una disciplina en la que los competidores se colocan de espaldas en un banco diseñado especialmente, y luego toman o reciben la barra con los brazos extendidos- en la categoría de hasta 45 kilos.

La deportista, que ha intentado levantamientos de 73 kilos, dice que el deporte no solo beneficia el cuerpo de los paratletas, ya que también "nos alimenta el alma".

(Reporte de Efraín Otero y Vivian Sequera. Editado por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente