Desde atrás al campeonato: El camino a la gloria del Ferroviária

Campeonas MX
·2 min de lectura

Debido a los resultados que venían arrastrando, parecía que las dirigidas por Lindsay Camila no llegarían muy lejos en la edición pendiente de la Libertadores Femenina, sin embargo, no perdieron de vista el objetivo principal y lograron levantar la copa en el Estadio José Amalfitani, casa del Vélez Sarsfield de Argentina.

El Ferroviária llegó a tierras albicelestes arrastrando una dolorosa derrota de 5-0 ante el Corinthians en el Campeonato Brasileño, y su primer paso por la Libertadores Femenina fue un descalabro de 4-0 ante el Sportivo Limpeño. A partir de ahí no hicieron más que subir. Empataron ante el Peñarol, vencieron a la U de Chile, salieron avantes por la mínima diferencia ante el River y nos regalaron una emocionante tanda de penales de la que salieron victoriosas de nueva cuenta ante la Universidad de Chile.

En la final enfrentarían al América de Cali, un cuadro que representaba cien por ciento la escencia de Colombia: sacrificio, talento y corazón. Dirigidas por Andrés Usme, hermano de Catalina Usme, una de las referentes del equipo, el América de Cali sin duda había tenido un proceso serio que les ha permitido tener jugadoras de renombre. La final, transmitida vía streaming por Facebook Live de la Copa Libertadores, tuvo más de 100,000 espectadores y generó bastantes emociones, ya que a pesar de que el cuadro colombiano atacó mucho más, las brasileñas supieron guardar distancia y mantener la ventaja en el marcador.

Así entonces, con un gol de tiro libre de Patricia da Silva Sochor, y uno más desde los once pasos de Aline Milene, Ferroviária se llevó su segundo título de la Libertadores y Lindsay Camila, su entrenadora, se convirtió en la primera mujer en levantar el título de dicha competencia como DT de un equipo. Este se convirtió en el noveno título para un equipo brasileño en 12 ediciones del torneo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Su arquera Luciana fue la encargada de levantar el trofeo, al haberse vestido de heroína durante todo el torneo para evitar anotaciones, y atajando tres penales en la ronda semifinal.