La ausencia de público redujo un 5 % la influencia del factor campo en la Liga

·4 min de lectura

Valencia, 6 sep (EFE).- La ausencia de público en los estadios durante la temporada 2020-2021 como consecuencia de las restricciones impuestas por la pandemia del covid-19 redujo en un cinco por ciento la tradicional influencia del factor campo a favor de los equipos locales.

Así lo concluye un informe del Centro de Investigación, Historia y Estadística del Fútbol Español (CIHEFE) elaborado por el investigador José del Olmo.

Entre los aspectos que han condicionado históricamente el factor campo, el informe reseña la ausencia de balón oficial, por lo que se jugaba con el que aportaba el equipo de casa, los postes redondos o aristados de las porterías o, la superficie, dimensiones y estado del terreno de juego, en este último caso con variaciones desde la “alfombra” al “barrizal” o al “patatal”, junto al clima del momento de la disputa del encuentro.

La incidencia de estas variables se ha minimizado en los últimos tiempos con la uniformización de la competición, pero por encima de todos estos factores, el que se ha mantenido como más influyente es el de la presencia del público. En España, es especialmente importante por el arraigo que generan los clubes entre sus aficionados.

La tendencia ya se percibió durante la campaña 2019-2020, en la que las primeras veintisiete jornadas se disputaron con público y las once últimas sin aficionados en las gradas.

Sin embargo, el pasado ha sido el único torneo que se ha disputado sin espectadores en los campos, salvo pequeñas excepciones al final.

Sus 380 partidos se resolvieron con 158 victorias locales (41,6 por ciento) frente a 109 empates (28,7) y 113 triunfos forasteros (29,7) con 520 marcados por los equipos de casa (54,6 por ciento del total a una media de 1,44 por partido) y 433 dianas visitantes (45,4, a una media de 1,14 por partido).

La diferencia se aprecia si se comparan los registros del último campeonato de Primera División con los de las cinco campañas precedentes, en los que hubo aficionados en los estadios en las 38 jornadas de cada Liga.

En el conjunto de esas cinco ligas, desde la 2014-2015 a la 2018-2019, se jugaron 1.900 partidos con 882 triunfos locales (46,4 por ciento) lo que supo un casi un cinco por ciento más de victorias de los propietarios del estadio respecto al campeonato más reciente.

Los empates (468) fueron porcentualmente menos que los de la última Liga (24,6 frente a los 28,7 del torneo concluido el pasado mayo), mientras que los triunfos a domicilio (550), que en aquel quinquenio se fijaron en un 28,9 por ciento, han crecido levemente hasta llegar al 29,7.

Además, el porcentaje de los goles de los equipos anfitriones ha bajado al estar con público en 1,56 por encuentro y pasar, sin afición, a 1,44, al tiempo que en la última liga creció el número de tantos marcados a domicilio.

El informe concluye que el descenso de la influencia del factor campo en un cinco por ciento se ve reflejado tanto en la disminución de las victorias de los equipos de casa como en la de los goles marcados por estos conjuntos.

En definitiva los datos demuestran que la influencia del factor campo a favor del equipo local se ha visto reducida aproximadamente en un cinco por ciento a la hora de lograr la victoria.

En el estudio se pormenorizan algunos detalles como el de que tres equipos han sumado en la Liga 2020-2021 más puntos a domicilio que en casa. Es el caso de Barcelona (38 en casa/41 fuera), Cádiz (20/24) y Éibar (13/17), mientras que el Real Madrid obtuvo los mismos como local que fuera de casa. Esta circunstancia no se había producido con anterioridad en tantos clubes en una misma campaña.

Además, hasta diez equipos empeoraron sus números en sus estadios respecto al promedio 2014-2019 y nueve mejoraron sus resultados en campo contrario.

La principal excepción a esta dinámica ha sido la del Valencia, que en la pasada campaña tuvo un rendimiento muy por debajo de sus números habituales en desplazamientos. Donde la mayoría de los equipos mejoraron, el conjunto valenciano, empeoró.

Alfonso Gil

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente