Autoridades olímpicas confían en mantener a los nadadores alejados de las aguas residuales en Tokio

·2 min de lectura
Foto de archivo ilustrativa del Odaiba Marine Park, sede del evento de triatlón de los Juegos Olímpicos de Tokio

TOKIO, 24 jul (Reuters) - Las autoridades olímpicas confían en que sus medidas anticontaminación evitarán que una tormenta tropical provoque una oleada de aguas residuales en la bahía de Tokio antes de las pruebas de triatlón de la próxima semana.

Desde hace mucho tiempo existe preocupación por la limpieza de las aguas de la zona, que también acogerá las pruebas de maratón de natación. Hace dos años se canceló un para-triatlón debido a los peligrosos niveles de la bacteria E.coli detectados.

El triatlón olímpico masculino se celebra el lunes y el femenino el martes, cuando se espera que llegue la tormenta.

Con la previsión de un posible tifón, enormes volúmenes de agua podrían unirse a la corriente de aguas residuales y entrar en la bahía, relativamente poco profunda.

En ocasiones anteriores, este tipo de sucesos han provocado un olor nauseabundo y altos niveles de contaminación, pero un portavoz de los Juegos dijo a Reuters que las medidas de seguridad establecidas deberían mantener a los atletas a salvo.

"Hemos instalado filtros de triple capa como medida para ayudar a garantizar la calidad del agua", sostuvo el portavoz, que agregó que también se introdujeron generadores de flujo de agua para hacer frente al aumento de la temperatura del agua cuando se cierren los filtros submarinos.

"Entre otras acciones, vigilaremos cuidadosamente su funcionamiento cuando las temperaturas del agua se acerquen a los estándares especificados por las federaciones internacionales".

Un funcionario de la zona metropolitana de Tokio dijo que los niveles de E.coli en la bahía de Tokio aumentan cuando llueve porque las aguas residuales son expulsadas de la ciudad. La mayor parte de la capital de Japón y las prefecturas circundantes no cuentan con un sistema que separe las aguas residuales del agua de lluvia.

Desde los problemas de 2019, las autoridades han depositado 22.200 metros cúbicos de arena en la bahía para crear un entorno para los organismos que ayuden a limpiar el agua, además de instalar los filtros de poliéster de tres capas para proteger las zonas de natación.

(Reporte de Mitch Phillips y Timothy Kelly, editado en español por Daniela Desantis)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente