Álvaro Reyes, el autodenominado gurú de la seducción que prodiga consejos tachados de machistas

M. J. Arias
·4 min de lectura

Álvaro Reyes no es nuevo en estos lares virtuales ni en la polémica. Lleva años ganando fama y seguidores en redes sociales con sus consejos de seducción para hombres basados en técnicas que han sido calificadas en reiteradas ocasiones de machistas. Aunque nunca ha desaparecido, en las últimas horas su nombre ha vuelto a ganar peso tras recuperarse en Twitter un vídeo con uno de esos trucos para ligar dado en una de sus charlas.

En uno de los últimos vídeos subido a su canal de Youtube habla de sí mismo como de alguien que lleva 14 años dedicándose “al estudio de la seducción y la mente humana” y que, según sus propias palabras, conoce “todas las técnicas secretas para poder atraer a mujeres en cuestión de segundos”. Con esos conocimientos se gana la vida. Los usa para publicar tutoriales sobre seducción, libros e impartir cursos a todos aquellos ‘jugadores’ (como se refiere a su público’) dispuestos a aprender con él.

Ahora, la recuperación de uno de esos trucos para ligar consistente en acercarse a un grupo en el que haya hombres y mujeres y saludar a los primeros ignorando a la segundas para captar su atención, se ha vuelto viral y lo ha colocado de nuevo en primer línea y en el centro de la polémica tuitera de la semana. Porque, como se puede leer en algunos perfiles trazados hace un tiempo sobre su figura, sus supuestas armas de seducción han sido señaladas en ocasiones por contener un mensaje machista.

En un artículo publicado en 2016 por Playground se definía así el contenido de sus vídeos: “Técnicas, consejos y máximas que oscilan entre el ligue agresivo, el machismo más rancio, la misoginia y lo que podría considerarse apología de la cultura de la violación”. Entonces contaba con casi medio millón de seguidores. A día de hoy, cuatro años después, supera con creces el millón. Su ascenso no se ha frenado con las polémicas.

En 2014, recogen en ese mismo artículo, periodistas de eldiario.es acudieron a un curso suyo impartido en Andalucía y tomaron nota de la siguiente afirmación: “No esperes a tener su permiso. Siéntete con derecho para hacer lo que quieres. Pedir permiso es síntoma de inseguridad”. El aludido envió un fax a la redacción del medio amenazando con una demanda si no retiraban el reportaje. También denunció a Zarina Kulaeva en 2016 por una campaña para que le cerrasen su canal ya que, alegaba, se había “vulnerado su derecho al honor y a su imagen por los comentarios recibidos de los usuarios tras la campaña"

En el contexto de aquella polémica Reyes llegó a decir, en unas declaraciones recogidas por El País, que había “adquirido otro nivel de conciencia” y que apoyaba el feminismo aunque no compartía “que el feminismo se lleve a los extremos, porque ahí es cuando existe la desigualdad”.

Dicho esto en su día, su curso impartido en 2018 bajo el título Cómo ser el hombre más interesante de la sala y ser el centro de atención de las mujeres esta semana vuelve a estar en la picota. Los internautas recuperan consejos antiguos y más recientes de cómo seducir a las mujeres y algunos descubren que hasta existe un documental sobre un Campamento de Seducción, como la popular cuenta El Hematocrito.

Si se entra en su canal, un rápido vistazo a los títulos de algunos de sus últimos vídeos sirve para hacerse una idea no solo del contenido del mismo, sino del tono. En uno de sus últimos tutoriales, por ejemplo, da tres consejos sobre cómo atraer a mujeres que él llama de “alto valor y estatus”.

Afirma cosas como que “ellas hablan otro idioma, más emocional” y que por eso “tienes que ser una puta montaña rusa para ellas” ofreciéndoles experiencias únicas para que quieran contárselas a sus amigas. A renglón seguido comenta que “ellas aman el sexo (…), pero no lo van a decir porque van a ser juzgadas”. De ahí que él, que entiende a la mujer, dice, aboga por que estas hablen abiertamente de estos temas y pide a los hombres que no las juzguen por ello. El tercer truco es asumir que “tú ya eres suficiente” y no considerarse inferior a esa mujer de “alto valor y estatus”.

EN VÍDEO | Graba a un hombre subido al ala de su avión momentos antes de despegar