Bagnaia: "Ser campeón del mundo es lo más importante para todos los pilotos"

Getty Images

Al finalizar el Gran Premio de Valencia, la emoción no pudo ser contenida por Francesco Bagnaia. Esto después de haberse consagrado campeón en el MotoGP, por primera vez en su trayectoria, y poniéndole fin a una espera de 50 años para que un italiano obtuviera el trofeo con Ducati.

Para esta carrera, solo le eran suficiente dos puntos para lograr el éxito, en la lucha con Fabio Quartararo. Fue un noveno lugar el que llegó a rescatar el ahora ganador de la presea para consumar su trabajo perfecto en la campaña 2022 y así arrebatarle la corona a Fabio Quartararo.

Con el título en su poder, Pecco no pudo contener las lágrimas ante el fuerte sentimiento por lo alcanzado, el que reflejó en sus palabras. Tras culminar la última fecha de la temporada, le dio gran valor a este hito, a pesar de considerar que no tuvo el mejor de sus días.

"Fue la peor carrera del año, seguro, tal vez, de mi vida, porque estaba allí, peleando con mi motocicleta. Al principio, todo salió bien, todo estaba bien. Pero después de perder mi ala, comencé a luchar demasiado. Fue muy difícil manejar todo", dijo, en conversación con BT Sport

"Solo traté de llegar a las últimas vueltas con un poco de calma. Finalmente, cuando vi en el pitboard que era campeón mundial, comencé a llorar mucho. Es algo increíble", continuó el motociclista, de 25 años.

Valentino Rossi había sido el último campeón representante de Italia, en 2009, mientras que Casey Stoner fue el último hombre en triunfar con Ducati en 2007. Desde que Giacomo Agostini ganó el título con MV Agusta, en 1972, ningún italiano ganó con la moto italiana.

"Ser campeón del mundo es lo más importante para todos los pilotos de MotoGP. Ser campeón del mundo con Ducati, siendo italiano, es algo increíble", expresó Bagnaia, quien, anteriormente, había sido campeón en 2018, por la categoría Moto2.

"Estoy muy feliz. Es difícil compartir con ustedes [los periodistas] mi felicidad en este momento. Estoy muy emocional, así que es difícil decir lo que realmente quiero decir", concluyó.

Foto: Getty Images