La baja de Vidal explota la pésima planificación deportiva del Barça

Yahoo Deportes
Arturo Vidal se encara con Mario Rui y provoca su expulsión ante el Nápoles. (Foto Giuseppe Maffia/NurPhoto via Getty Images)
Arturo Vidal se encara con Mario Rui y provoca su expulsión ante el Nápoles. (Foto Giuseppe Maffia/NurPhoto via Getty Images)

La expulsión por doble tarjeta amarilla de Arturo Vidal en San Paolo altera gravemente los planes del Barça de Quique Setién de cara a la vuelta en el Camp Nou. Una baja que, por su versatilidad y capacidad de adaptación en el equipo azulgrana, limita las opciones del técnico cántabro y que, a su vez, expone una a una toda las carencias de una pésima planificación deportiva que obligará al cuerpo técnico a realizar un ensayo de ingeniería futbolística para presentar un XI reconocible en el segundo asalto.

De este modo, el Barça pierde a un jugador con alma de navaja suiza. Capaz de encabezar una presión alta como punta de un rombo, de cargar el área desde segunda línea o de fijar a centrales como ‘9’ a pesar de no tener un perfil eminentemente atacante. Siempre en el punto de mira e injustamente catalogado como un centrocampista sin ‘ADN Barça’, Vidal ha destacado por imprimirle otro ritmo a un centro del campo al que el ritmo de partido superaba en diversas ocasiones.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Capaz de multiplicarse en sus funciones, perder a Arturo Vidal significa no contar con un soldado que peleará cada balón hasta el final con una disciplina espartana. Por si esto fuera poco, la importancia del chileno a nivel táctico es aún más destacable, ya que durante la temporada ha interpretado tantos roles como posiciones ha pisado. Interior derecho, extremo derecho, delantero centro o de lo que se le requiera, el ex del Bayern de Múnich es una mina de recursos.

Llegador de segunda línea por naturaleza, Setién no podrá utilizar a un futbolista diferente por su dinamismo y comportamiento ni con su tendencia a aparecer por zonas inesperadas para sorprender a la defensa rival. Delantero sobre el papel y uno de los pocos socios de Messi, el chileno de ha convertido en una pieza esencial en un tablero al que le faltan alternativas para poder ofrecer un alto grado de variedad.

Busquets: “No tenemos una plantilla muy amplia porque desgraciadamente la planificacion ha sido así".


Así mismo, la baja de Vidal también revela la inoperancia de una dirección deportiva incapaz de detectar las carencias estructurales de la plantilla culé y aportar soluciones. De hecho y desde la venta de Neymar hace tres temporadas, el club catalán no ha acertado al incorporar diferentes perfiles. Por ese motivo, el Barça sufre una grave falta de desborde, regate, profundidad y desborde en el último tercio del campo que obliga a Setién a explotar las habilidades de Leo Messi.

A consecuencia de ello, cada vez es más habitual ver al Leo Messi de Quique Setién empujado a marcar la diferencia en más lugares de los necesarios y retrasar mucho su posición en el verde. El ‘10’ azulgrana está sobreexplotado por sus compañeros y arrinconado por unos rivales que saben quién es el único futbolista en el terreno de juego, a excepción de Ansu Fati, capaz de frotar la lámpara para dejar atrás a sus adversarios. Con ello, la baja de Vidal solo hace que añadir más vigilancias y presión al rosarino.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias