El Barça nunca necesitó tanto una Copa del Rey como ahora

Pablo Falcones
·2 min de lectura

El sábado el Barcelona tendrá la oportunidad de ganar su primer título de la temporada. Será la Copa del Rey, de la que jugarán la final contra el Athletic de Bilbao en La Cartuja de Sevilla (21.30, TVE y DAZN). De lograrlo, habrá muchas consecuencias positivas para todo el club.

FC Barcelona v Levante UD - La Liga | David Ramos/Getty Images
FC Barcelona v Levante UD - La Liga | David Ramos/Getty Images

En primer lugar, los azulgrana romperían una sequía hace tiempo no vista en Can Barça. El último título que lograron fue la liga de 2019, es decir, dos años han pasado casi de eso. Desde antes de que Guardiola cogiera las riendas del equipo, allá por el año 2008, nunca habían estado tanto tiempo sin saborear las mieles de los trofeos.

En segundo lugar, porque sería una inyección de moral de cara al final de liga. A pesar de la derrota del sábado contra el Real Madrid (2-1), los azulgrana estaban en un momento espectacular en nuestra competición en este 2021. Además, sólo están 1 punto por detrás de los blancos y 2 del Atlético de Madrid, que aún los deben visitar. Una distancia mínima en las 8 jornadas que aún quedan.

Real Sociedad v FC Barcelona - La Liga Santander | Soccrates Images/Getty Images
Real Sociedad v FC Barcelona - La Liga Santander | Soccrates Images/Getty Images

En tercer lugar, para reforzar la figura de Koeman. El holandés está haciendo un buen trabajo, pero tiene que rematarlo con títulos. Ya decíamos ayer que va a tener dos oportunidades para ganarse su segundo año de contrato. La primera es levantar la Copa del Rey, así que debe estar deseando más que nadie que sus hombres lo borden el sábado.

En cuarto lugar, porque aún no se sabe el futuro de Lionel Messi. El argentino no ha renovado y ya estuvo a punto de marcharse el verano pasado. En junio termina su contrato y aún no se sabe qué pasará con él. Si el Barcelona pierde la final, seguramente haya más opciones de que se vaya. Además, Lionel querrá resarcirse después de que se lo expulsara en la final de Supercopa.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Estas cuatro razones parecen más que suficientes para que los jugadores salgan motivadísimos al césped de La Cartuja. Como decía antes, ganar el partido puede cambiar muchas cosas en el club, y todas serían para bien.