El Barça está saliendo a flote gracias al balón parado y la "unidad B"

A falta de un juego brillante, el Barça sale a flote gracias al balón parado y a la aportación de los suplentes
A falta de un juego brillante, el Barça sale a flote gracias al balón parado y a la aportación de los suplentes

Increíble, pero cierto. En un equipo de talento desmesurado y que tiene algunos de los mejores jugadores del mundo en su once, dos son los recursos que mantienen líder al Barça. Primero, el balón parado. Y segundo, el aporte goleador de los suplentes. Dos puntos fuertes de un Barça que ganó en Butarque pero no jugó bien y que, con el pasar de los partidos, sobre todo fuera del Camp Nou, aparca la brillantez para recurrir a la eficacia.

En cuanto al balón parado, el Barça ya no ve esta suerte como una anécdota, sino como una categoría. Cada día tiene más importancia en el equipo y cada vez pesa más en los resultados. Los números no mienten: sólo 1 de los 7 últimos goles del Barça ha sido a juego corrido. En cambio, 6 de los últimos 7 tantos azulgrana han llegado desde las acciones a balón parado. A saber: dos goles desde el punto de penalti, dos de falta directa por parte de Lionel Messi y otros dos en jugadas de estrategia.

Otro factor que está salvando al Barça en los momentos más delicados de los partidos es la aportación del banquillo. La "segunda unidad" de Valverde le ha dado al Barça bastantes puntos en los partidos más complicados. Y de hecho, ha anotado hasta 7 goles saliendo desde el banquillo. Luis Suárez marcó 2 goles saliendo como suplente, Arturo Vidal anotó ante el Leganés, Ansu Fati también marcó partiendo desde el banquillo, también lo hizo el brasileño Arthur y por último, también logró anotar Sergio Busquets.

Resulta obvio que el Barça debe mejorar su juego y sus prestaciones, sobre todo fuera de casa, si quiere ganar esta Liga. Pero desde luego, nadie podría discutir que a Valverde, en estos últimos partidos, le están salvando el balón parado y la aportación de la "segunda unidad".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias