La reivindicación pro LGTBI del Barça se llena de mofas y respuestas homófobas

·4 min de lectura

No está siendo esta una Eurocopa tranquila ni alejada de la controversia. La última polémica tiene que ver con la prohibición de la UEFA a Múnich de iluminar su estadio con los colores del arcoíris durante el Alemania-Hungría como muestra de solidaridad con el colectivo LGTBI del país magiar.

El Allianz Arena de Múnich iluminado con los colores del arcoíris en una imagen de julio de 2020. (Foto: Alexander Hassenstein / Getty Images).
El Allianz Arena de Múnich iluminado con los colores del arcoíris en una imagen de julio de 2020. (Foto: Alexander Hassenstein / Getty Images).

Se trataba de una propuesta del alcalde de la capital bávara, el socialdemócrata Dieter Reiter, después de que en Hungría se aprobara una ley impulsada por el primer ministro ultraconservador Viktor Orbán que prohíbe hablar en la escuela sobre homosexualidad. La UEFA no la ha permitido al considerar que la solicitud tenía un “contexto político” porque se refiere a “una decisión tomada por el Parlamento nacional húngaro”.

El veto del máximo organismo del fútbol europeo a esta propuesta ha tenido un importante rechazo social y ha habido jugadores y clubes que se han mojado en contra. Entre ellos, el Barcelona, que en sus redes sociales lanzaba un mensaje claro: “Orgullo y respeto”. Junto a el lema, el conjunto culé publicaba una imagen del escudo del Barcelona sobre la bandera LGTBI.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, y uno de los capitanes, Gerard Piqué, respaldaban la posición del club con sendos mensajes en sus cuentas de Twitter.

“¡Porque somos más que un club!”, escribía Laporta. “¡Claro que sí, Barcelona!”, decía por su parte Piqué.

El mensaje lanzado por el club catalán ha sido mayoritariamente aplaudido tanto por los culés como por seguidores de otros equipos. Sin embargo, entre las respuestas al tuit del Barcelona también se pueden leer multitud de comentarios homófobos y de odio hacia el colectivo LGTBI.

“Así es como nos convertimos en menos que un club”.

“Vergüenza de un club tan grande como el Barcelona”.

Piqué también ha recibido comentarios de odio por su apoyo a esta iniciativa o bromas de mal gusto dudando sobre su sexualidad. Este tipo de respuestas demuestran, sin duda, que aún queda mucho por hacer en el mundo del fútbol para erradicar la homofobia.

“Nada nuevo Geri”.

“Ojalá Ronaldo estuviera aquí”.

“Apoyamos y amamos al Barça siempre, pero no esta vez”.

Más historias que te pueden interesar: