El Barcelona de Laporta sigue las líneas marcadas por Bartomeu… pero ficha a Jordi Cruyff para disimular

·2 min de lectura

El Barcelona ha apretado el acelerador. Los culés quieren dejar parte del trabajo hecho antes de que los grandes futbolistas se concentren con sus selecciones, se centren en la Eurocopa o Copa América y sean inaccesibles. Los blaugranas, en menos de una semana, han anunciado los fichajes de Sergio Agüero, Eric García y Emerson Royal. Además, han incorporado a Jordi Cruyff, el hijo del mítico Johan, a la gestión deportiva. En las próximas horas, o puede que días, anunciarán la continuidad de Ronald Koeman. ¿Más allá de la incorporación de Cruyff que ha cambiado?

Joan Laporta llegó a la presidencia del Barcelona por su nombre. Su campaña no tuvo nombres propios de jugadores ni promesas electorales. Su símbolo para ganar fue su marca: Joan Laporta, el presidente de la era Ronaldinho y Rijkaard y el de Guardiola, Messi y el sextete. Así llegó mientras muchos creían que no contemplaba nombres por respeto al club y a los otros candidatos. Se equivocaban. Ha demostrado que no anunció ningún nombre porque no tenía ningún futbolista atado y no había adelantado parte del trabajo. Esto se evidenció desde el primer día, cuando estuvo muy cerca de no llegar a los avales necesarios para hacerse con la presidencia.

La situación se ha evidenciado todavía más esta semana. Los nombres que han llegado no son para nada nuevos, llevan demasiado tiempo en la órbita culé. El fichaje de Agüero comenzó a sonar con Bartomeu para contentar a Lionel Messi y Laporta, simplemente, no ha dejado pasar la oportunidad al quedar libre el delantero del Manchester City. Los fichajes de Eric García y Emerson Royal ya estaban prácticamente cerrados en la era del expresidente. Koeman es una apuesta del propio Bartomeu. ¿Qué ha hecho Laporta? Fichar a Jordi Cruyff.

Jordi Cruyff | Agencia Press South/Getty Images
Jordi Cruyff | Agencia Press South/Getty Images

Joan Laporta se vanagloria de ser el presidente más cruyffista de la historia del Barcelona y tuvo como fiel consejero a Johan en su primer mandato. Ha regresado y, al observar las comparaciones evidentes con su predecesor, ha decidido tocar la sensibilidad y fichar al hijo de Johan. La llegada de Jordi Cruyff es la única novedad laportista de la semana. ¿Qué será lo siguiente? ¿Wijnaldum y Depay? Laporta, ¿hará usted algo o seguirá los planes de Josep Maria Bartomeu?