El Barcelona, sin margen de maniobra, recibe a un Valencia en tierra de nadie

Los jugadores azulgranas arrancan hoy las vacaciones más largas de los últimos años al no haber más cita internacional que la Copa Confederaciones.

Tras lograr lo que parecía imposible hace un mes, colocarse líder del campeonato, el Barcelona desandó parte del camino con su inesperado pinchazo ante el Depor en Riazor, que vuelve a dejarle el mando de la Liga al Real Madrid. Con los blancos de nuevo por delante, con aún un partido aplazado ante el Celta cada vez más lejano en el horizonte, los de Luis Enrique no pueden permitirse otro tropiezo si no quieren que el campeonato doméstico quede finiquitado antes de tiempo.

Es un momento de la temporada delicado para los culés, más acostumbrados a liderar en el campeonato que a perseguir a un líder. Y por si sumar y esperar no fuera lo suficientemente exigente a nivel mental, llega la Champions para dividir la atención de los jugadores, una competición en la que a los culés solo les separan cuatro partidos de la final, aunque los dos primeros sean ante un hueso como la Juventus de Turín. Un camino que les puede parecer más apetecible que las más de 10 jornadas de Liga por delante, a la espera del pinchazo merengue. Mantener la tensión liguera es uno de los retos que le quedan a Luis Enrique como técnico blaugrana, una vez confirmado su adiós al final de temporada.

Así está la clasificación en LaLiga Santander

Y enfrente tendrán a un Valencia al que, de vuelta en la zona tranquila de la tabla, solo le quedan los partidos ante los grandes para volver a ver su nombre en los titulares como en sus épocas de una gloria no tan lejana. La motivación que puede tener una plantilla de la que se esperaba más de lo que está dando, con la salvación prácticamente en el bolsillo y los puestos europeos prácticamente descartados es demostrar ante un grande que son jugadores de primer nivel.

Un Valencia que solo ha ganado dos de los últimos 19 enfrentamientos ante los culés en Liga, pero precisamente dos enfrentamientos en el Camp Nou, escenario que visitarán el domingo a las 20:45, la última de ellas la temporada pasada donde se impusieron por 1-2 dándole emoción a la recta final del campeonato que, pese a todo, no dejaron escapar los culés. De hecho, los Che son los únicos que han repetido victoria en feudo culé en Liga en la últimas 5 campañas, imponiéndose allí también en 2014 por 2-3.

En el apartado de altas y bajas, Luis Enrique cuenta con la plantilla al completo con las salvedades de Aleix, baja de larga duración y Mathieu y con las advertencias de Piqué y Messi, con cuatro cartulinas cada uno, siendo la única duda el esquema utilizado por el técnico asturiano, que cayó con el 3.4.3 ante el Depor por primera en las últimas 5 temporadas en todas las competiciones (16V 1E).

Por su parte, el Valencia acumula bajas en la zona ofensiva, y a la de Rodrigo de larga duración se unen para esta jornada Santi Mina y Naci, con lo que Zaza, Orellana y Cancelo tienen todas las papeletas para ocupar el frente de ataque de los de Boro. Un Calcelo que suena con fuerza como posible refuerzo culé y que saldrá con ganas de lucirse ante ellos.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines