Barcelona, tampoco el resultadismo garantiza resultados

La caída en los cuartos de final de la Champions será un triste final para la era de Luis Enrique en Europa. Se avecina un verano de cambios.


EDITORIAL

Ni siquiera anduvo cerca de la remontada el Barcelona, que saltó al terreno de juego ante la Juventus con el mismo once que fue vapuleado en el Parque de los Príncipes. Como en la remontada que siguió a la debacle de París jugó más con el corazón que con la cabeza pero el coraje nunca fue un arma fiable para el cuadro azulgrana el cual jugó todo el partido a lo que quiso el equipo 'bianconero'. Apenas creó ocasiones y las que tuvo no fueron claras. Así, el mejor ataque del mundo, el equipo más ofensivo del globo, no fue capaz de marcarle un solo gol al campeón italiano en ciento ochenta minutos.

Messi se abrió el pómulo ante la Juventus

Porque el Barcelona sigue sin ser el Real Madrid, menos ante la ultrapoblada y eficiente defensa juventina. Del mejor equipo del mundo solo queda el mejor ataque y eso, como la posesión, tampoco es garantía de nada. Sucede, no obstante, que al cuadro azulgrana siempre le funcionó mejor el control que el juego directo y el resultadismo porque cuando fallan los de delante, como ha vuelto a pasar, es el propio modelo el que desgasta a los jugadores rivales y acerca el gol. Cuando al Barcelona más resultadista desde las últimas décadas se le agotó la inspiración de sus solistas quedó en nada, en un empate sin goles en casa.

Ante la Juventus no dio la sensación de marcar en ningún momento, Messi al margen. No digamos ya de acercarse a una remontada en la que no creían demasiados aficionados. El Barcelona, como le sucediera la temporada pasada, ha vuelto a secarse en el tramo decisivo. El Barcelona buscaba marcar cinco goles y no metió ni uno esta vez y la constante ausencia de ideas ante una Juventus que no llegó a temer en ningún momento puede crucificar al equipo también en la Liga.

EN VIVO en castellano desde el Camp Nou tras la eliminación de la Champions League (FCB 0-0 JUV).

Posted by Ignasi Oliva Gispert - Goal.com on miércoles, 19 de abril de 2017

Hace un año sobrevivió en el campeonato doméstico por las rentas conseguidas en la primera vuelta pero esta vez el Barcelona no tiene este salvavidas y viajará al Santiago Bernabéu, el escenario que decidirá el campeón de Liga, con la moral por los suelos si nos agarramos a las palabras de Gerard Piqué, que consideraba la visita de la Juventus como la antesala a la recuperación del liderato en la Liga. Ausente como está, el feudo del Real Madrid puede marcar la defunción del Barcelona de Luis Enrique.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines