El Barcelona salva su obstáculo más complicado


EDITORIAL

Salió más que vivo el Barcelona en la siempre complicada visita a Cornellà - El Prat, donde a pesar de no haber perdido en una década, solo ha conseguido ganar en la mitad de sus últimas diez visitas. La del sábado era fundamental para mantener las aspiraciones al título y el cuadro azulgrana, a pesar de vivir un partido complicadísimo en el que fue incapaz de tirar a puerta hasta el minuto cincuenta. Eso sí, cuando tiró fue para marcar con el añadido que consiguió cerrar la propia portería tras cuatro partidos ligueros encajando, la peor racha de la temporada.

Medio derbi sin tiros a puerta

Por lo tanto, la victoria a domicilio del Espanyol tiene doble mérito pues conseguir que el cuadro blanquiazul se fuera sin marcar no fue fácil. Esta vez los movimientos defensivos funcionaron y a pesar de que en el tramo inicial de partido la MSN estuvo demasiado aislada, poco a poco fue imponiendo la superioridad en ataque para ver como Luis Suárez abría el marcador en el primer remate a puerta del cuadro azulgrana y como Leo Messi le regalaba a Ivan Rakitic un delicioso balón que engañó al completo a la sólida zaga blanquiazul, que llegó a juntar a seis hombres para evitar que el Barcelona se acercara al marco de Diego López. El uruguayo incluso tuvo tiempo de marcar el tercero y sentenciar el partido.

El Barcelona ha vuelto. No fue su mejor versión pero sí una suficientemente competitiva. La victoria en el Clásico ha devuelto la confianza perdida al Barcelona, capaz de ganar esta temporada en el Calderón, Mestalla, el Bernabéu y San Mamés, los estadios más complicados del campeonato. En este contexto, y tras fallar ante rivales de menos enjundia, hubiera sido imperdonable dejarse puntos en el estadio del Espanyol. Y a fe que podía pasar. Pero el partido en el Bernabéu cambió para bien las sensaciones de un equipo que vuelve a sentirse favorito, aunque no lo sea.

Sigue sin depender de si mismo pero solo piensa en la Liga, a diferencia de un Real Madrid que tiene unas semifinales de Champions League de por medio que pueden pasarle factura. Así lo espera el cuadro azulgrana, al que ya solo le queda recibir al Villarreal y al Eibar, además de visitar a Las Palmas. Solo en la visita del cuadro castellonense tendrá un rival con alguna cosa en juego esta temporada, lo cual favorece los intereses de un Barcelona que busca su tercera corona consecutiva de campeón de Liga. Ante el Espanyol los azulgrana dieron un paso de gigante para lograrla.

Más cosas para leer

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines