El Barcelona vence al Chelsea y gana la final de la Liga de Campeones femenina

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Por Philip O'Connor

GOTEMBURGO, Suecia, 16 may (Reuters) - El Barcelona se impuso este domingo al Chelsea por 4-0 y ganó la final de la Liga de Campeones femenina por primera vez en la historia del club.

El Chelsea, que llegaba al partido con mucha confianza tras ganar la semana pasada el título de la Superliga Femenina, se encontró con un juego rápido y de posesión del Barça que fue demasiado para las londinenses.

El Barcelona empezó de la mejor manera posible cuando Lieke Martens estrelló un balón en el larguero y el intento de despeje de Fran Kirby rebotó en la centrocampista del Chelsea Melanie Leupolz antes de entrar en la red en el primer minuto.

El Chelsea tuvo problemas para hacer frente a la presión del Barça y el marcador pasó a un 2-0 en contra en el minuto 14, cuando Leupolz fue sancionada con una falta sobre Jennifer Hermoso en el área, y Alexia Putellas no falló desde el punto de penalti.

El Chelsea hizo todo lo posible por remontar pero se encontró con una defensa férrea que solo ha encajado cinco goles en 26 partidos de la Primera División esta temporada.

Aitana marcó el 3-0 siete minutos después, al culminar una magnífica jugada de pases tras un saque de banda del Barça, lo que provocó una reunión de emergencia de las jugadoras del Chelsea en el borde de su área mientras las catalanas lo celebraban.

El cónclave no resolvió los problemas defensivos, ya que Lieke Martens superó a Niamh Charles en la banda izquierda y centró para que la noruega Caroline Graham Hansen marcara el cuarto gol en el minuto 36.

El cambio del Chelsea a un estilo más directo produjo una mejora en la segunda parte, pero no fue suficiente para impedir que el club catalán se llevara la victoria, y el banquillo del Barça estalló en celebraciones cuando sonó el pitido final para confirmar su condición de mejor equipo de Europa.

(Reporte de Philip O'ConnorEdición de Toby Davis y Christian Radnedge, traducido por Tomás Cobos)