Bautista, el valor seguro de España en la Davis

·2 min de lectura

Valencia, 18 sep (EFE).- El tenista castellonense Roberto Bautista se convirtió en el valor seguro de España en la fase final de grupos de la Copa Davis disputada en Valencia, donde no perdió ninguno de los tres partidos que jugó y en la que, con una actuación brillante, contribuyó a lograr la clasificación del equipo español para la fase final de Málaga que se disputará en noviembre.

Bautista, nacido el 14 de abril de 1988 en la localidad de Benlloch, visitó por primera vez el Club de Tenis de Castellón a los 5 años y, desde ese momento, la raqueta se convirtió en su fiel compañera hasta llegar a cosechar la Copa Davis de 2019 y un total de once títulos ATP en los torneos de Hertogenbosch, Stuttgart, Auckland (2), Sofía, Chennai, Winston-Salem, Dubái, Doha (2) y Kitzbühel.

Bautista fue el único integrante de la selección capitaneada por Sergi Bruguera que fue capaz de sumar este fin de semana en Valencia un punto para España contra Serbia, Canadá y Corea del Sur.

Esta competición quedará en el recuerdo del jugador castellonense, tal y como ocurrió en la edición de 2019 que fue muy especial para él, ya que abandonó la concentración por el fallecimiento de su padre y volvió para jugar y ganar en el primer enfrentamiento de la final en la que España superó a Canadá.

El jugador, que actualmente ocupa el puesto veintiuno del ranking ATP, derrotó en València al serbio Miomir Kecmanovic, al canadiense Vasek Pospisil y al surcoreano Seong Chan Hong tras unos dos primeros partidos muy duros en los que llegó a dos 'tie break' contra Kecmanovic y a tres sets contra Pospisil, si bien frente al jugador asiático la diferencia en la clasificación se notó y la suya fue la victoria cómoda en un choque en el que demostró su veteranía.

Bajo la meta marcada de darlo todo siempre en la pista para volver orgulloso a casa, el tenista logró su mejor puesto en el ranking en 2019, año en el que también llegó a la semifinal en Wimbledon, al alcanzar la novena plaza.

Además, el tenista explicó durante la semana después de cada partido que estaba satisfecho porque ha podido mostrar su mejor versión y ha jugado un buen tenis en Valencia.

“Me encuentro mucho más cómodo jugando la Davis que años atrás. Me siento con más experiencia, manejo mejor los partidos, o eso intento, a veces se complican y no tienes más remedio que bajar al barro, pero me he encontrado muy a gusto y he podido competir a mi mejor nivel, cosa que no es fácil en esta competición”, dijo tras la competición.

Bautista descansará dos semanas tras esta fase de la Copa davis y después empezará a pfreparar la final de Málaga.

Paula Lerín

(c) Agencia EFE