Bayern Munich reaccionó en el final y rescató un empate con Colonia

AFP via Getty Images

Será por Joshua Kimmich que Bayern Munich no terminará este martes como un día para el olvido. Ante Colonia, caía por 1-0 y, sobre el cierre del partido, el mediocampista anotó un golazo para decretar el 1-1 en el Allianz Arena, que le estira su racha a diez partidos sin caer, en la punta de la Bundesliga.

Después de retomar la actividad por el campeonato e iniciar su 2023 con un empate con RB Leipzig, el cuadro bávaro llegó a su recinto en la búsqueda de su primera victoria en el año, para mantenerse con buena distancia en lo más alto de la tabla. Sin embargo, salió dormido y lo pagó muy caro.

En tan solo cuatro minutos de juego, los Machos Cabríos dispusieron de un córner y le sacaron un gran rédito para golpear al local: Florian Kainz lanzó por derecha, Julian Chabot peinó de cabeza y Ellyes Skhiri, por detrás de todos, alcanzó a empujar la pelota con la red a su merced.

Con este topetazo casi desde el vestuario, los de Julian Nagelsmann debieron sacudirse y se vieron en la obligación de reaccionar. Para eso, plantó una inmediata postura ofensiva, con una amplia tenencia de la pelota. Esto, en parte, lo permitió el rival, que apeló al orden defensivo para contener la ventaja.

Más allá de haberse hecho con una posesión que excedió el 70%, de poco sirvió para los dueños de casa, con miras al arco contrario. Es que solo Serge Gnabry, sobre el cuarto de hora, y Benjamin Pavard, rumbo al descanso, fueron capaces de generar remates que causaran respuestas del portero Marvin Schwabe. Ambos tiros fueron los únicos al arco del equipo, en diez intentos durante la etapa inicial.

Al segundo tiempo, los bávaros salieron hambrientos por el empate y avisaron desde el comienzo. Frente a un ya plantado bloque defensivo bajo de Colonia, se animaron con lanzamientos peligrosos y a distancia de Matthijs de Ligt, a quien el guardavallas le sacó un balón fenomenal, y Ryan Gravenberch.

En el afán por igualar, el puntero recurrió a todas las vías posibles para conseguir equilibrar el resultado. En ese sentido, dio lugar al ingenio con Kingsley Coman y una buena jugada individual al ingresar al área, que culminó con un remate certero a la derecha, atajado por Schwabe.

A la par en el que el reloj se consumía y ejercía una presión aparte, los caminos empezaron a cerrarse cada vez para los de Múnich. Sumado a esto, el arquero de la visita pasó a tener un rol preponderante en el marcador parcial, luciéndose, una vez más, ante cabezazo de Thomas Müller.

Pero la constante insistencia, al final de cuentas, tuvo premio para los últimos campeones. Después de un mal despeje de un defensor y un pase corto de Dayot Upamecano, Kimmich observó el arco a lo lejos, probó un fuerte disparo cercano al ángulo derecho y esto le funcionó para batir al guardametas.

Así, el Bayern sigue sin ganar en este 2023, pero persiste como líder del torneo con 36 puntos, cuatro de distancias sobre su inmediato perseguidor, Leipzig. Con la intención de abrochar su primer triunfo en el año, tendrá una prueba el sábado próximo contra Eintracht Frankfurt, que está tercero, con 30 unidades, y aún debe jugar su respectivo duelo.

Foto: AFP via Getty Images