Los beneficios de dar bebés de mentira, pero muy reales, a ancianos con demencia

Yahoo Noticias

Los ‘reborn doll’ son muy populares entre los directores de cine y series. Cumplen la función de un bebé gracias a su realismo y con ellos se esquivan los inconvenientes de tener a uno de carne y hueso en el rodaje con sus necesidades y sus lloros. Este tipo de muñecos hiperrealistas hace tiempo que se usan como parte de la terapia para ancianos aquejados de algún tipo de demencia y desde hace unos años su uso ha comenzado a extenderse por España, como en la residencia sevillana con cuyos responsables han conversado sobre esta herramienta ABC.

Muñecos como estos son los que usan en algunas residencias de ancianos para trabajar las emociones de pacientes con demencia. (Foto: Rosie Hallam / Barcroft Media / Getty Images)
Muñecos como estos son los que usan en algunas residencias de ancianos para trabajar las emociones de pacientes con demencia. (Foto: Rosie Hallam / Barcroft Media / Getty Images)

Cuenta la edición local del citado diario que desde hace unos meses algunos de los residente de San Juan de Dios en Sevilla participan en esta terapia relativamente nueva en España y de los beneficios que implica. Ana Belén García, neuropsicóloga del centro, explica que gracias a estos bebés pueden trabajar las emociones y que nunca obligan a ningún paciente a su uso.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

“Conseguimos que personas con episodios depresivos, trastorno del estado de ánimo, con estados de agitación o de deambulación errante a causa del Alzheimer se conecten con su entorno a través de los babies reborn, ha detallado García a ABC Sevilla.

La idea, cómo funciona este tipo de terapia, es que además del muñeco en sí, este cuenta con accesorios para su cuidado, desde ropa a biberones. Encargarse de elegir qué prendas ponerles según la época del año, alimentarles, cambiarles el pañal o, simplemente, demostrarles su afecto hace que trabajen distintos aspectos no solo emocionales. Muchas de esas tareas implican coordinación, motricidad fina, orientación…

Uno de los aspectos que las especialistas de esta residencia sevillana quieren dejar claro es que en el hecho de darles muñecos no es ningún caso una forma de infantilizar a los ancianos. Sino que está comprobado que funciona y su situación mejora al convertirse en cuidadores y dejar de ser, por un momento, dependientes. “No se pretende infantilizar a nuestros mayores ni tampoco engañar. Nosotros entregamos a los bebés y ellos son libres de interpretar si se trata de un bebé real o de un muñeco”, aclara García.

Una apreciación que también señalaron hace tiempo en otra residencia, esta en Alpedrete (Madrid), donde pusieron en marcha este tipo de terapia el pasado año. Entonces, personal de Los Llanos Vital explicaba a El País que algunos familiares de los residentes habían rechazado esta metodología de los baby reborn por considerar que se infantilizaba a los residentes con ella. Sin embargo, otros decidieron dar su consentimiento sin reticencia alguna.

En el caso de la residencia de Alpedrete, el reportaje que le dedicó El País en junio, recogía el caso de dos ancianos con demencia y cómo mejoraba su estado y su relación con el entorno cuando tenían a estos bebés falsos en sus brazos. Se los dejaban durante un tiempo no muy largo y, como en el caso de la residencia de Sevilla, se encargaban de su cuidado, desde la ropa a la alimentación.

Entonces, junio de 2019, Maribel González, directora del Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Alzhéimer y otras Demencias, señalaba como esta terapia no farmacológica se estaba abriendo cada vez más paso en España y cómo cada vez más residencias pedían información para ponerla en marcha. En países anglosajones como Estados Unidos y Australia llevan décadas con este tipo de programas.

Más noticias que te pueden interesar:



Otras historias