Beitia, sobre brecha de género: Queda mucho por hacer en deportes de equipo

Pamplona, 5 nov (EFE).- La campeona olímpica de salto de altura Ruth Beitia considera que en los deportes individuales “existe un mayor reconocimiento hacia las mujeres”, algo que no se puede trasladar a los deportes de equipo, donde “queda mucho por trabajar” para que hombres y mujeres estén al mismo nivel.

Beitia ha hecho esta reflexión durante su intervención en las III Jornadas de Deporte, Salud y Valores, organizadas por la Asociación de Entidades Deportivas y de Ocio de Navarra (AEDONA), que han completado su aforo con un público formado en su gran mayoría por jóvenes deportistas.

“En deportes de equipo aún existe esa brecha”, ha criticado señalando que, mientras que se conocen nombres propios de deportistas como Ona Carbonell o ella misma, es muy difícil encontrar a mujeres igual de bien valoradas en deportes como el fútbol y el baloncesto tanto en el aspecto social como en el laboral.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

En este aspecto, ha criticado que muchas de estas deportistas de equipo tienen que marcharse al extranjero para poder desarrollar su carrera, viéndose equipos nacionales con un nivel lejano al que después se ve en las competiciones internacionales, donde la selección española sí obtiene muy buenos resultados.

Según ha señalado, los medios de comunicación juegan un papel muy importante en todo esto, pues “no prestan al deporte femenino la atención que merece”, sumando esta crítica a los llamados deportes minoritarios que “funcionan muy bien en los Juegos Olímpicos” pero “desaparecen hasta que hay unas nuevas olimpiadas” cuatro años después.

En este aspecto ha puesto como contrapunto las redes sociales, que “han servido para mostrar los logros de estas deportistas” que no cuentan con protagonismo en los medios tradicionales.

A juicio de Beitia el atletismo es un ejemplo de integración a día de hoy y, aunque ha reconocido que aún queda por mejorar, a nivel profesional asume que existe paridad de género en salarios y pruebas.

En este sentido ha destacando la incorporación por primera vez en el Mundial de Atletismo de Doha de la prueba de 4x400 relevo mixto, un hito en este deporte ya que “aunque los niños pueden competir juntos, hasta ahora los adultos no habíamos podido tener esta oportunidad”, ha comentado.

A nivel personal ha asegurado que prácticamente nunca se ha sentido menospreciada por ser mujer, aunque sí ha tenido malas experiencias que se le han quedado clavadas, entre las que ha mencionado una de su infancia cuando, tras ganar un cross, le dieron un premio peor que el que tenían los chicos.

Entre los aspectos a mejorar, Beitia ha destacado la conciliación familiar, pues “la naturaleza nos dotó para traer los niños al mundo y hay que trabajar mucho para que nos respeten el periodo de gestación y de recuperación, los salarios y las becas”, ha incidido.

Las mujeres, ha afirmado, deben estos derechos "a aquellas que en el siglo pasado lucharon para que nosotras podamos tener ese respeto”.

Ha hecho una mención especial a Katherine Switzer, la primera mujer conocida que corrió oficialmente un maratón y a la cual intentaron sacar de la carrera.

Del atletismo Beitia ha destacado también valores como la generosidad, la paciencia, o la perseverancia, los cuales, ha asegurado, ha conseguido extrapolar al resto de aspectos de su vida.

Otras historias