Belgrano regresa a Primera bajo una nueva gesta de Farré

Para la próxima temporada, la élite del fútbol argentino esperará por el regreso de un histórico del interior y de uno de los de mayor relevancia en Córdoba: Belgrano. Después de tres años de lucha, el Pirata le puso fin a su agonía, este domingo, al conseguir el ascenso a la Liga Profesional.

Luego de haber forjado una campaña estupenda en la Primera Nacional (Segunda categoría), el conjunto de Barrio Alberdi obtuvo su recompensa colocándole su última pieza al rompecabezas, que retrata todo su trabajo, con su victoria frente a Brown de Adrogué.

En un partido muy cambiante, y frente a una multitud de cordobeses, el cuadro celeste logró una gran remontada para ganar por 3-2, en el Estadio Único de San Nicolás. En este recinto, que está a más de 250 kilómetros del sur de Buenos Aires, ofició de local el Tricolor. ¿Por qué? Porque Belgrano pidió por la presencia de su público para este duelo vital.

Gracias a esta victoria, el Gigante de Alberdi se consagró campeón de la categoría, a falta de dos partidos, en un calendario que consta de 37 fechas, producto de un curso y labor fenomenales, que no hubiera sido posible sin la mente detrás: Guillermo Farré.

El emblema de la institución tomó las riendas en 2021, en la que fue la primera experiencia como entrenador. Hasta entonces, había pasado poco tiempo de su retiro como jugador, con un breve paso como ayudante de Ricardo Zielinski, en Estudiantes de La Plata, entremedio.

Para el ex mediocampista, este día fue único para su vida profesional. Y es que, 11 años después de haber logrado el ascenso como futbolista, en la recordada promoción contra River Plate, lo hizo bajo el cargo de director técnico, a sus 41 años, dejando una nueva huella imborrable en el elenco cordobés.

Foto: AFA