Benzema, el mejor '9' del mundo

Jose Benitez
·2 min de lectura

En mi opinión, actualmente el delantero del Real Madrid es el mejor 9 del mundo. El partido de ayer le confirma ante todos los espectadores que se sentaron para disfrutar del Clásico como no solo un gran jugador, si no un gran goleador. Sus dos goles le valieron la victoria al conjunto blanco, además de que protagonizó el juego de su equipo descargando jugadas, moviéndose y sabiendo encontrar a sus compañeros con su gran visión de juego.

Real Madrid v FC Barcelona - La Liga Santander | Angel Martinez/Getty Images
Real Madrid v FC Barcelona - La Liga Santander | Angel Martinez/Getty Images

Con el permiso de Lewandowski, Haaland o Luis Suárez, el francés es el mejor delantero centro del mundo, porque es un delantero único. Quizás los comentados anteriormente tengan mucho más gol que Benzema, quizás porque no lanza los penaltis en su equipo, pero su influencia en el juego es mucho más importante que el resto de delanteros.

El francés ha anotado 26 goles esta temporada y ha dado 6 asistencias de gol, pero donde destaca respecto a hombres como Luis Suárez es en la participación de las jugadas. Benzema promedia 36,23 pases por partido, mientras que otros grandes delanteros como el uruguayo, promedia 18,38 pases por partido. Karim es un 9 y un 10 a la vez, le ahorra dos posiciones al Real Madrid, ya que es rematador y creador de jugadas. El delantero blanco es un especialista bajando a recibir para combinar con sus compañeros y asistiéndoles, pero cuando el equipo le necesita en el área pequeña para rematar un balón, ahí está él.

Además, lo que le hace una auténtica leyenda histórica, es el manejo de los espacios sin balón. Benzema no solo destaca por su tremenda calidad con la redonda en los pies, si no que es un auténtico maestro moviéndose entre la defensa rival para descolocarla. Es capaz de colocarse entre los dos defensas, desmarcarse a la espalda de estos, bajar a recibir y, uno de los movimientos que más domina, abrirse a banda para arrastrar defensas y permitir la llegada de sus compañeros al área rival. A los que amamos el fútbol, no podemos poner los números por delante del juego, por eso Karim es mejor que el resto, y ayer lo volvió a demostrar.