Bernard Arnault, el empresario que ya es más rico que Bill Gates

Bernard Arnault, CEO de LVMH, el hombre más rico de Francia. Foto: AP.
Bernard Arnault, CEO de LVMH, el hombre más rico de Francia. Foto: AP.

No ha sido una sorpresa para nadie, pues muchos conocían de antemano la larga trayectoria de este hombre. El multimillonario francés Bernard Arnault no solo amenaza seriamente el puesto de Bill Gates como la segunda persona más rica del mundo, sino que este martes lo ha llegado a superar, según la lista en tiempo real de las mayores fortunas del planeta de Forbes.

Arnault, presidente y CEO de la marca de artículos de lujo LVMH (MC.PA), incorporó un estimado de 2.800 millones de dólares a su fortuna en apenas un día, lo que significa que su patrimonio neto aumentó un 2.7% a un total de 107.600 millones de dólares.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pero, ¿cómo llegó Bernard Arnault a amasar la fortuna de la que ahora disfruta? El hombre más rico de Francia, dueño de Bulgari, Sephora, Dom Perignon y hasta del periódico Le Parisien, entre otras más de 70 marcas, tentáculos de un imperio comercial impresionante, arrastra consigo una larga trayectoria de éxitos.

Así comenzó todo

Nacido en 1949, en el norte de Francia, el joven Bernard se une a la empresa de construcción de su padre tras graduarse en la prestigiosa Escuela Politécnica. Luego de su estancia de tres años en Estados Unidos, a donde viajó para echar a andar una de las filiales de la compañía familiar, Arnault adquiere la empresa textil Boussac, que entonces estaba aquejada por una deuda enorme.

El presidente francés Emmanuel Macron, a la derecha, estrecha la mano del CEO del grupo LVMH Bernard Arnault en París, en junio de 2017. (Martin Bureau/Pool Photo via AP)
El presidente francés Emmanuel Macron, a la derecha, estrecha la mano del CEO del grupo LVMH Bernard Arnault en París, en junio de 2017. (Martin Bureau/Pool Photo via AP)

Fue ahí, con 35 años, que Arnault empieza a vincularse con la industria del lujo. “Siempre me impactó ese nombre mágico en el que se unen Dios y Oro —confesaba en 1999 para Figaro Magazine— le dije a mi equipo que alrededor de esa marca íbamos a construir el primer grupo mundial del lujo”.

A partir de ese momento, proyecta la compra del grupo LVMH, salido de la alianza que en 1987 establecieron Louis Vuitton y el grupo de vinos espiritosos Moët-Hennessy.

Luego, en medio del ambiente de rivalidad entre las dos familias propietarias, en 1989, Bernard Arnault asume la dirección de la empresa, desde donde desata la feroz compra de marcas como Kenzo, Guerlain, Fendi, Céline, Chaumet, Sephora, Bulgari...

“Tiene un espíritu de competición increíble, una gran inteligencia, pero también la falta de empatía a la hora de los negocios que es la marca de los grandes constructores”, asegura para la agencia l'AFP Arnaud Cadart, gerente de carpetas en la casa Flornoy & Associés.

Arnault es “de los que nunca ha dejado caer lo suyo durante 40 años —remata Cadart—, él quiere ser el más fuerte en todos los trabajos, y es además un CEO ultramoderno que ha introducido métodos de la ingeniería en el mercado del lujo”.

“Pero no se trata de un Howard Hughes —aclara—. Arnault no está solo, siempre se rodea de los mejores”.

El rastreador de riqueza en tiempo real de Forbes actualiza las clasificaciones de los individuos en función de sus fortunas y acciones en una empresa. Estas se actualizan cada cinco minutos mientras los mercados bursátiles permanecen abiertos.

La ‘carrera’ de los más ricos

De esa manera, el empresario francés superó a Bill Gates como la segunda persona más rica del mundo, siempre por detrás del fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, cuyo patrimonio neto se ubica en 110.500 millones, según la lista.

Gates, como lo precisa una nota de CNBC, ostenta un patrimonio neto de 107 mil millones de dólares.

Sin embargo, dice la publicación, Arnault todavía se encuentra por detrás de Bezos y de Gates en el índice de multimillonarios de Bloomberg, que estima su patrimonio neto en 103.000 millones de dólares, en comparación con los 110.000 millones del cofundador de Microsoft.

Según el ranking de Bloomberg, que se actualiza al final de cada día de negociación en Nueva York, Arnault ha agregado más de 34.000 millones de dólares a su riqueza personal en lo que va del año.

Fue en junio de este año que Arnault cruzó el umbral de los 100.000 millones de dólares para convertirse en la tercera persona más rica del mundo. En agosto ya superaba temporalmente a Gates tanto en las clasificaciones de Bloomberg, como en las de Forbes, hasta que a principios de noviembre desbancó a Gates del segundo lugar de la lista Forbes.

Accionista mayoritario en LVMH, Arnault es por tanto el propietario de marcas de lujo como Louis Vuitton, Christian Dior y Moet & Chandon, que confirmó este lunes que comprará Tiffany & Co, en un acuerdo por un valor de 16,200 millones de dólares.

Tras anunciarse la adquisición de Tiffany's, las acciones de LVMH se dispararon este lunes, mientras que al día siguiente también cotizaban al alza al abrirse la sesión bursátil en Europa.

Otras historias