Bernardo Silva, el director de orquesta que marca la diferencia en Portugal

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·1 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

"Es el mejor". Aquella frase de Pep Guardiola resonó fuerte hace pocos meses, cuando le consultaron por el mejor centrocampista a su juicio. El elogio viajó en dirección a Bernardo Silva, ese talentoso creador de juego con el que disfruta Manchester City y, por estos días, la Selección de Portugal.

El lisboeta, de 27 años, volvió a cumplir un papel fundamental para la victoria 2-0 del seleccionado luso sobre República Checa, este jueves, en el marco de la UEFA Nations League.

Es cierto, el juego estuvo dominado completamente por el local, aunque fue el hombre citizen quien marcó la diferencia. Porque los portugueses cuentan con grandes nombres, les sobra calidad y atacan todos los espacios. Pero la profundidad la alcanzan con Bernardo.

De hecho, Silva entregó los dos pases de gol -a Joao Cancelo y a Gonçalo Guedes- y cerró con un total de cuatro asistencias. A esa cantidad de ocasiones generadas para convertir le sumó un 93,6% de precisión en sus pases (dio un total de 47).

El ex mediocampista de Monaco ya había dado muestras de su capacidad en poco más de media hora en cancha que tuvo ante los suizos: apareció para asistir a Cancelo en el cuarto tanto.

Los de Fernando Santos tienen poderío en ataque, sin dudas, con Cristiano Ronaldo, Diogo Jota, Rafael Leao... pero también otros cerebros, determinantes para generar las oportunidades. Allí, con Bernardo y Bruno Fernandes que se le suma, es un seleccionado que representa una seria advertencia para sus rivales.

Foto: David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente