Betis 1-1 Real Madrid: Adán detiene la euforia blanca

Partido de pruebas el que se disputaba en el Benito Villamarín esta jornada de domingo. Un choque necesario para comprobar la mejora de dos equipos cuyos nuevos inquilinos en el banquillo han dado aire fresco a sus plantillas de forma muy diferente. Zidane se enfrentaba a su primer test serio fuera de casa, y lo hizo apostando por James en el once titular. El Betis, por su parte, tenía una oportunidad de oro de certificar su mejora tras la marcha de Mel ante su afición.

Los verdiblancos salieron sin ningún tipo de complejo y con mucha intensidad, tanto que a los ocho minutos ya habían abierto el marcador ante el todopoderoso Madrid. Cejudo aprovechó una lucha de Pepe y Fabián en el borde del área para soltar un derechazo imparable para Keylor y enloquecedor para la grada. El tanto de los locales no cambió el guión de los blancos, quienes rechazaban jugar en largo y comenzaron un asedio sobre la portería de Adán en busca del empate. Cristiano y Pepe tuvieron las ocasiones más claras para hacerlo. Benzema dejó solo a Cristiano frente a Adán con una buena pared, pero el portugués remató mordido y el balón se marchó fuera. Pepe también tuvo una buena oportunidad, entrando desde atrás en un saque de esquina y rematando sola, pero de nuevo el balón se marchó fuera. El Betis fue perdiendo algo de fuerza pero fue capaz de mantener la ventaja hasta el marcador.

En la reanudación el Real Madrid salió como una apisonadora en busca del empate, el Betis se vio superado y sufrió mucho con una doble ocasión de James y Benzema en la que se masticó la tragedia. El Madrid lo intentaba pero sin ninguna ocasión demasiada clara y sin poner al Betis contra las cuerdas. Zidane tampoco arriesgó mucho con los cambios a pesar del mal partido de James superado por el ritmo del partido desde el inicio. Aún así, el Madrid logró las tablas gracias al de siempre. Karim Benzema. Kroos asistió para James, ligeramente adelantado a la línea defensiva, que cedió para que Benzema rematase a placer en el punto de penalti.

Tras el gol los minutos fueron eternos para un Betis que no lograba salir de su campo y que encontró en Adán su mejor escudo. El guardameta bético hizo dos paradas de mérito, una ante el disparo lejano de James y otra ante un remate de rabona de Benzema. Aguantó el Betis y obtuvo un meritorio empate que vale su peso en oro. Zidane ya sabe lo que es sufrir fuera de casa y cosecha su primer empate desde que llegó al banquillo blanco.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias