El Betis resucita y el Real Madrid se deja el liderato en el Benito Villamarín

Goal.com

El Real Madrid ha vuelto a perder el liderato de LaLiga tras perder este domingo por 2-1 en su visita al Real Betis en el Benito Villamarín. Los merengues firmaron uno de los peores partidos de la temporada y cayeron con justicia ante un rival que rompió una racha de seis partidos consecutivos sin ganar.

Los merengues firmaron uno de sus peores partidos de la temporada y prácticamente fueron superados durante todo el partido por un Betis más rocoso que en jornadas anteriores con la vuelta de Edgar al once y que supo aprovechar sus ocasiones en los metros finales. La primera parte tuvo claro color verdiblanco y el Betis mereció el 1-0 en dos ocasiones de Bartra y Fekir que no acabaron en la red de milagro, el central catalán mandó el balón alto a portería vacía y el francés se encontró con una mano milagrosa de Courtois.

Sin embargo, a la tercera fue la vencida para el Betis gracias a un espléndido disparo de Sidnei a la escuadra que hacia justicia en el marcador, golazo con la colaboración de Ramos. El Madrid estaba noqueado pero encontró agua en el desierto que fue su primera parte con un inocente penalti del propio Sidnei sobre Marcelo en el descuento de la primera parte. Ramos se lo dejó lanzar a Benzema para que rompiera su mala racha y engañó con maestría a Joel Robles.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El Madrid, tras una primera parte para olvidar, estaba vivo y con un gran margen de mejora para el segundo acto. Sin embargo, Zidane no corrigió ninguna de las carencias de su equipo. La banda derecha no aportó nada ofensivamente con Militao como lateral por la baja de Carvajal y con un inocuo Lucas Vázquez por delante. Todo en el ataque blanco se fiaba a una genialidad de Vinicius o Benzema, mientras que el Betis penalizaba cada error en la salida.

En uno de esos robos Joaquín tuvo el 2-1, se marchó en el mano a mano, sentó a Courtois pero su remate a puerta vacía lo sacó bajo palos Modric. El Madrid volvía a tener una vida extra y Zidane quiso aprovecharla metiendo más pólvora con Mariano y tapando la vía de agua de la izquierda con Mendy. Ahí, el Madrid gozó de sus mejores minutos y tuvo la victoria con un remate de Mendy al larguero y una cabalgada de Vinicius que Mariano remató mal.

Cuando los blancos iban a por todo por la victoria, el Betis se acabó encontrando con el 2-1. Benzema dio un pase demasiado corto, Ramos no llegó y Canales le robó la cartera para dejar solo a Tello, que se reivindicó y esta vez no erró en el mano a mano. El Madrid se desangró por sus propios errores y se deja el liderato en un partido errático tanto en el césped como en el banquillo, donde Zidane no acertó en casi nada. El Betis recupera las constantes vitales antes del derbi frente al Sevilla.

Otras historias