Bilbao ve la Euro como una nueva ocasión de potenciar su imagen en el mundo

Bilbao, 30 nov (EFE).- La ciudad de Bilbao acoge la Eurocopa 2020, de la que es una de las sedes, como un nuevo evento que añadir a los sociales y deportivos que la capital vizcaína ha organizado en los últimos años, acontecimientos que le han dado visibilidad internacional y han potenciado su marca en el mundo.

Bilbao, la sede de España como local en los tres partidos de la primera fase, los días 15, 20 y 25 de junio, conoció este sábado que los dos primeros rivales de los de Luis Enrique Martínez en San Mamés serán Polonia y Suecia.

Además, una tercera selección saldrá de una repesca que jugarán Bosnia Herzegovina, Irlanda del Norte, República Irlanda y Eslovaquia.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

De un evento así esperan mucho hosteleros vizcaínos, que vivieron buenos momentos en el Mundial de Baloncesto de 2014, en la entrega de los Premios MTV o en las finales europeas de rugby, estas dos en 2018. Para empezar, se sabe ya que los precios de los hoteles en las fechas de la Euro 2020 han triplicado su precio.

El campo que acogerá los partidos de la Eurocopa será el legendario San Mamés, donde juega el Athletic Club, el campo donde España debutó como local el 9 de octubre de 1921 por 2-0 ante Bélgica, plasmado por sendos tantos de Paulino Alcántara.

España regresará a La Catedral 53 años después de su última visita, el 31 de mayo de 1967, que también acabó con un 2-0. Entonces ante Turquía con goles de Grosso y Gento.

Aunque este San Mamés es el nuevo, el moderno estadio con capacidad para 53.000 espectadores construido para ser inaugurado en 2013. Un estadio destacado unánimemente por el mundo del fútbol y diseñado según los estándares más exigentes, los derivados de la Categoría Elite según la UEFA.

Y también premiado. Como cuando fue distinguido como el mejor edificio deportivo del mundo en 2015 en el World Architecture Festival o recibió el 'Venue of the Year 2018" como mejor instalación deportiva otorgado por la industria futbolística 'WFS Industry Awards' en el marco del foro 'World Football Summit'.

"San Mamés es uno de los más bonitos de Europa, junto con Wembley", destacó el propio Luis Enrique tras el sorteo de este sábado en Bucarest, resumiendo así las opiniones generalizadas sobre el estadio bilbaíno.

No obstante, el hecho de que la selección española vaya a jugar sus partidos como local en Bilbao trasciende a lo social y deportivo y hace entrar a la máxima competición continental de fútbol de selecciones en el terreno político de la capital vizcaína.

Así quedó claro esta semana en el pleno del Ayuntamiento, en el que cada grupo político con representación dejó clara su postura.

El alcalde, Juan Mari Aburto pidió al resto de partidos que "vean" la Euro 2020 como un evento internacional".

Lo hizo al debatirse una proposición del PP que pedía que Bilbao se promocionara como sede de la selección española de fútbol en la Eurocopa y que se vinculara "la marca Bilbao a la marca selección española" como foco de atracción turística.

Esa proposición no se aprobó, sino otra que presentó el equipo de gobierno, integrado por PNV y PSE/EE, tras una enmienda de modificación a la proposición del PP, en la piden "promocionar Bilbao en el marco de la Eurocopa 2020 como ciudad anfitriona".

Aburto pidió también no "entrar en debates de otra naturaleza", cuando EH Bildu calificó la presencia de España en San Mamés como "colonización cultural y deportiva".

También se pronunció sobre el asunto en los últimos días el lehendakari, Iñigo Urkullu, para quien "malo" sería que Euskadi no aprovechara la oportunidad de que Bilbao sea sede de la Euro 2020 por los beneficios económicos y la visibilidad internacional que supondrá.

Otras historias