Los Bills demuestran su poderío con una categórica victoria sobre Tennessee

·2 min de lectura

Los Buffalo Bills son grandes candidatos para llegar al Super Bowl LVII y demostraron por qué este lunes: trituraron por 41-7 a un conjunto complicado como los Tennessee Titans para extender su gran inicio de campaña.

Después de doblegar en el debut a los últimos campeones en los Rams, los dirigidos por Sean McDermott volvieron a exhibir su poderío con una excelsa actuación ante unos Titans que hace menos de un año acabaron con el mejor registro de la Conferencia Americana en la temporada regular.

Los Bills estuvieron intratables todo el partido, con una ofensiva imposible de detener y una defensiva que también se hizo sentir en repetidas oportunidades. Ya en el primer cuarto, Josh Allen encontró al fullback Reggie Gilliam para el primer touchdown de la noche.

Pero los Bills nunca sacaron el pie del acelerador, y antes del descanso consiguieron extender la ventaja en el marcador gracias a la infalible conexión entre Allen y su receptor preferido: Stefon Diggs.

Los Titans no tuvieron reacción. Con su principal arma ofensiva, Derrick Henry, totalmente controlada, promediando menos de dos yardas por tierra (25 totales en 13 acarreos), la historia se les hizo demasiado cuesta arriba.

En el tercer capítulo, la diferencia de calidad entre ambos equipos se hizo aún más notoria, y los Bills sentenciaron el pleito con 24 puntos sin respuesta, producto de dos combinaciones más entre Allen y Diggs. El ex Minnesota acabó con 3 TD por aire, 12 recepciones y 148 yardas.

Del otro lado del campo, el mariscal de campo de los Titans, Ryan Tannehill, no estuvo para nada certero con su brazo y acabó con 11 de 20 en lanzamientos para 117 yardas, con dos intercepciones, sin touchdowns.

Así entonces, Josh Allen (26/38 para 317 yardas y 4 TD) y los Bills continúan pisando fuerte en la temporada regular y ya obtuvieron dos impresionantes triunfos en sus primeras dos presentaciones.

El próximo domingo, Buffalo (2-0) tendrá otra prueba de fuego cuando enfrenten a los invictos Dolphins (2-0) en Miami. Por su parte, los Titans (0-2) arrancaron de la peor manera la campaña e intentarán salir del pozo en su choque por la Semana 3 ante Las Vegas Raiders (0-2).

Foto: Getty Images