Los Bills dan un golpe sobre la mesa iniciando con triunfo ante los Rams

·1 min de lectura

Inició por todo lo alto una nueva temporada de la NFL. Este jueves, los actuales campeones se vieron sorprendidos por uno de los candidatos a arrebatarles el título. Así es, los Buffalo Bills se llevaron un triunfo por 31-10 frente a Los Angeles Rams.

En el SoFi Stadium, escenario del último Super Bowl, quien terminó robándose todo el show fue el mariscal Josh Allen con una actuación magistral que ilusionan a los ganadores del Este de la AFC de los dos años más recientes con el trofeo Vince Lombardi.

Los Bills tuvieron una segunda mitad perfecta, después de que la primera haya terminado igualada 10-10. Dejaron sin anotaciones a sus rivales y mostraron la razón por la que son la opción número uno en las casas de apuestas de ser campeones.

Tejieron el triunfo de la mano de Allen, que terminó el encuentro con 26 de 31 en pases para 297 yardas, 56 más corridas por él mismo, tres pases de anotación, dos interceptaciones y un touchdown a la carrera.

Mientras que en frente, Matthew Stafford no tuvo su mejor presentación para Los Angeles. Se topo con una defensiva que contó con las dos capturas de Von Miller y finalizó así con 29 de 41 en pases para 240 yardas, un pase de touchdown y tres interceptaciones.

De esta manera, los Bills dieron un golpe sobre la mesa en el inicio de la temporada y le cortaron la racha al entrenador Sean McVay, que desde que se puso en frente de los Rams en 2017 había ganado todos los primeros encuentros de la campaña.

Foto: Getty Images