Boca fue goleado por Banfield y sumó su segunda derrota consecutiva

·2 min de lectura

Por la sexta fecha de la Liga Profesional de Fútbol, Boca fue sorprendido por Banfield y cayó por 0-3 como local. Los goles fueron obra de Giuliano Galoppo y Ramiro Enrique, por duplicado. El arbitraje fue de Darío Herrera.

Los primeros minutos fueron de gran intensidad y emociones por lado: el Xeneize avisó con un cabezazo de Luis Vázquez, a los 8', que controló Enrique Bologna. Por su parte, los del Sur respondieron con una asistencia de Matías González a Ramiro Enrique, quien quedó mano a mano con Javier García, aunque malogró la oportunidad tras una buena respuesta del arquero.

A los 20', el Taladro abrió la cuenta, luego de varias insinuaciones: Emanuel Coronel habilitó por derecha al hijo de Héctor Enrique, quien levantó la cabeza y metió un centro preciso para la llegada de Galoppo. El volante realizó una pirueta perfecta y remató de tijera, al palo izquierdo de García, para poner el primer gol del encuentro.

Lejos de entrar en partido, los dirigidos por Sebastián Battaglia se vieron doblegados por el visitante y sufrieron otro duro revés: a los 33', un pelotazo exacto de Nicolás Domingo para Agustín Urzi, por izquierda, quien colocó la pelota rasante hacia el área chica, en la que apareció Enrique y venció al arquero para poner el 2-0.

La sorpresa en La Bombonera siguió su rumbo y cinco minutos más tarde, el joven de 21 años volvió a lastimar a Boca. Luego de un rebote en el borde del área grande, tras un remate de González, el delantero se filtró entre los defensores e incrustó el tercer gol del partido, segundo en su cuenta personal, y enmudeció a los fanáticos boquenses.

De vuelta en el complemento, Boca intentó emparejar desde lo actitudinal, más allá del resultado, y pudo neutralizar a los dirigidos por Claudio Vivas. Por esta razón, fueron 45 minutos con pocas emociones e intentos de ambos.

Las aproximaciones del local llegaron desde la pelota parada de Aaron Molinas, quien tuvo dos tiros libres calcados desde la zona de tres cuartos: el primero, a los 33', se estampó en el travesaño defendido por Bologna, mientras que el segundo fue desviado por el arquero, tras una excelente reacción.

Así, el equipo de La Ribera cayó por segunda vez consecutiva en el torneo, como local, y deberá enfocarse en el encuentro del martes frente a Corinthians por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores.

Foto: Getty Images