Para Boca sería una gran oportunidad de conseguir una alegría si enfrentara a River en la Copa Argentina

Eitan Benzaquén
·2 min de lectura

Boca le ganó a Defensores de Belgrano y se clasificó a los octavos de final de la Copa Argentina. Allí podría enfrentarse a River, que primero debe superar en la misma instancia a Atlético Tucumán. En caso de hacerlo, habrá una nueva edición del Superclásico y es una oportunidad ideal.

"Ahora podemos competirle a River sin miedo", declaró Eduardo Salvio en enero y es el momento de demostrarlo en el campo de juego. El Xeneize tiene la oportunidad de empezar a cambiar la historia y volver a ganar un duelo mano a mano contra el eterno rival.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ya son muchas las series a favor del Millonario y los de Miguel Ángel Russo necesitan cambiar la historia. Parece ser el escenario ideal, ya que es en la Copa Argentina y en una instancia que no es tan dramática.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si hay un momento para jugar contra River es ahora y preferentemente no en una fase que te deje cerca de perder el título. Si tu clásico te elimina y es campeón, termina siendo mucho más dramático, pero acá faltarían tres partidos mas.

En lo que va del 2021, River y Boca se enfrentaron en dos partidos y fueron dos empates. Ambos partidos fueron en la Bombonera y ahora se podría dar un duelo en cancha neutral. Son 90 minutos con la posibilidad de festejar y lograr un desahogo que todos los hinchas necesitan.

Gol de Villa contra River | MARCELO ENDELLI/Getty Images
Gol de Villa contra River | MARCELO ENDELLI/Getty Images

Las rachas nacieron para terminarse y en el Xeneize están ansiosos por terminar con esta era del club de Núñez. Es hora de jugar, de ir por todo y de apostar por ganarle en la Copa Argentina. ¿Puede salir mal? Siempre hay chances de irse derrotado, pero tiene que existir un convencimiento de parte de los jugadores y de todo el cuerpo técnico. ¿Será el comienzo del fin de la paternidad de Gallardo?